El Barcelona lo fía todo al partido de vuelta

El FC Barcelona salvó un empate (1-1) este jueves en su visita al Eintracht en la ida de cuartos de final de la Liga Europa, un partido más que sufrido para los de Xavi, superados en intensidad por el cuadro alemán e incapaces de sacar su buen momento.

El cuadro culé tuvo que sufrir y, pese a ser inferior en suelo alemán, rascó un buen resultado gracias al tanto de Ferran Torres en el minuto 66. El Barça combinó de primeras y con rapidez, algo que apenas pudo o supo hacer, para hacer el 1-1 y enfriar el ambiente.

El conjunto azulgrana venía del infierno turco en la ronda anterior, pero lo de Estambul ante el Galatasaray fue un paseo comparado con lo que se encontró el Barça en Frankfurt. Impreciso en sus pases, cada indecisión la castigó el Eintracht con verticalidad.

La lesión de Piqué en los primeros minutos añadió dramatismo a una noche que pintó fea para los de Xavi, en plena progresión de juego y resultados. Los catalanes sumaron el 14º encuentro sin perder, pero la semana que viene en el Camp Nou tendrán que apretar más, jugar más rápido y cuidar mucho más el balón.

Entre el ambiente, las bengalas, y un Eintracht muy motivado, el Barça no entendió que tocaba ser agresivo. El equipo local lo fue y el árbitro se lo permitió. Ferran tuvo la primera, bastante buena, pero fue un oasis en el desierto, ya que el equipo de Xavi achicó como pudo durante la primera parte y algo de la segunda.

Sow perdonó una muy clara, pero los alemanes llegaban por todos lados. Kostic, Linsdtrom, Kamada o Borré, el Barça apenas pudo controlar la avalancha, con el susto mayor en un penalti de Busquets. El VAR hizo cambiar de decisión al colegiado, pero quedaba claro que el Barça no era el de la escalada en la Liga española.

Pedri no tocó casi la bola, ni tampoco Gavi, y Adama era quien daba algo de aire en su desborde. En la reanudación siguió el guion local, y esta vez no necesitó más que un par para hacer el 1-0, un golazo desde la frontal de Knauff. Xavi metió a Dembélé y Frenkie de Jong y en un chispazo encontró vida el conjunto catalán.

Al primer toque y con una pared entre el holandés y Ferran, el internacional español hizo el 1-1. Con algo menos de media hora por delante, al Eintracht le empezó a fallar la gasolina, el árbitro cobró ya la acumulación de faltas e incluso le tocó al cuadro local jugar el final con uno menos por dos amarillas a Tuta.

No terminó de romper el Barça, con otra buena triangulación que no encontró a Aubameyang, pero vio enfriarse la noche de la trampa alemana. Los de Xavi ven subir el nivel de esta Liga Europa con la que se ilusionan, con un recordatorio y lección para la vuelta de que para sacar su gran juego lo primero es la actitud.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: EINTRACHT, 1 – FC BARCELONA, 1. (0-0, al descanso).

–ALINEACIONES.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Araujo, Piqué (Lenglet, min.23), Eric García, Jordi Alba; Busqutes, Gavi (Frenkie de Jong, min.62), Pedri; Ferran Torres, Adama Traoré (Dembélé, min.62) y Aubameyang.

EINTRACHT: Trapp; Tuta, Hinteregger, N’Dicka; Jakic (Rode, min.89), Sow, Knauff, Kostic; Linsdtrom (Hauge, min.73), Kamada (Almamy, min.80), Borré (Ache, min.89).

–GOLES:

1 – 0, min.48, Knauff.

1 – 1, min.66, Ferran.

–ÁRBITRO: Srdjan Jovanovic (SER). Amonestó a Kostic (min.45+2), Tuta (min.61) y Jakic (min.82) por parte del Eintracht. Expulsó a Tuta (min.78) por segunda amarilla.

–ESTADIO: Deutsche Bank Park.