El beneficio de LeasePlan baja un 37% en 2020, tras reducir sus ingresos un 2,6%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La empresa de servicios de movilidad LeasePlan cerró 2020 con un beneficio neto de 252,5 millones de euros, lo que supone una caída del 37,3% en comparación con los 403 millones de euros que ganó en el ejercicio anterior.

La empresa explicó que a pesar de que 2020 fue un año “muy desafiante”, marcado por la crisis del coronavirus, que obligó a confinarse a gran parte de la población mundial para evitar la propagación del virus, LeasePlan pudo apoyar “de forma segura” a sus clientes y empleados.

“Mirando hacia atrás, estamos muy agradecidos con nuestros clientes por su lealtad y cooperación en estos tiempos excepcionales. También estamos orgullosos de nuestros empleados de todo el mundo por su competencia, dedicación y resistencia mientras trabajan desde casa desde marzo”, ha subrayado el consejero delegado de LeasePlan, Tex Gunning.

Así, la facturación de la compañía cayó un 2,6% el año pasado, pasando de ingresar 10.118,3 millones de euros en 2019 a 9.853,5 millones de euros en 2020. Además, el beneficio antes de impuestos se situó en 254,4 millones de euros, un 46% menos que los 472,3 millones de euros que obtuvo un año antes.

Solo en el cuarto trimestre, la compañía contabilizó un beneficio neto de 44,9 millones de euros, un 61% menos, al tiempo que su volumen de negocio entre octubre y diciembre se situó en 2.427,4 millones de euros, un 5,1% menos.