El centro de desintoxicación, Llaurant La Llum, ofrece tratamientos para superar el alcoholismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consumo de alcohol es un hábito frecuente en muchas sociedades actuales. Sin embargo, se ha convertido en una de las primeras causas de adicción en el mundo, cuyos efectos pueden ocasionar problemas muy graves para la salud y a nivel social.

Con más de 35 años de experiencia, el centro residencial de tratamiento y deshabituación de adicciones Llaurant La Llum cuenta con un excelente equipo terapéutico multidisciplinar y profesional. Este centro de desintoxicación se creó con el objetivo de ayudar a las personas a superar su adicción de manera exitosa.

Síntomas del alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad que se caracteriza por ser progresiva, razón por la cual los síntomas tienden a empeorar conforme va transcurriendo el tiempo. Existen muchos indicios que pueden revelar que se está dando un problema de adicción al alcohol que, aunque pudieran parecer insignificantes, pueden ser cada vez peores si no se lleva a cabo un tratamiento adecuado. Los síntomas se pueden dividir básicamente en 4 grandes grupos, que son los síntomas de comportamiento, los físicos, cognitivos y psicosociales.

Entre los de comportamiento, están el ocultar el hábito de consumir alcohol, utilizarlo en situaciones de alto riesgo, mentir compulsivamente respecto el tema, disminuir el rendimiento cognitivo y académico, aislarse, incumplir las responsabilidades, entre otros. En cuanto a los físicos, están la falta de coordinación, náuseas, inapetencia, aumento o pérdida de peso. A nivel cognitivo, el adicto sufre deficiencias en la memoria, cambios en la personalidad, toma de malas decisiones, entre otras. Por último, los síntomas psicosociales pueden ser la irritabilidad, hostilidad, agresividad, ansiedad, estados depresivos, etc.

Efectos de la adicción al alcohol

De no ser tratado a tiempo, el abuso del alcohol, eventualmente, termina dañando todas las áreas de la vida del adicto, no solamente a nivel emocional, familiar y social, sino también en cuanto a la salud. La ciencia médica ha demostrado que el alcoholismo puede derivar en problemas cardiovasculares, desarrollo de cáncer, daños cerebrales, debilitamiento del sistema inmune, problemas hepáticos, entre otras patologías. Por otro lado, a nivel social, el adicto puede terminar desempleado, en la cárcel, rompiendo lazos familiares, con desempeño físico y cognitivo deficiente, entre otros.

No obstante, el centro de desintoxicación y rehabilitación Llaurant La Llum, por medio de técnicas especializadas y un equipo de profesionales con experiencia, ayuda a revertir en gran medida estos efectos adversos, ofreciendo tanto al adicto como a su familia, la posibilidad de empezar una nueva vida. El recurso cuenta con un centro residencial para el ingreso y atención de pacientes y con un centro ambulatorio. En ambos lugares, se persigue un único objetivo: que se abandone el hábito adictivo y se logre una mejor calidad de vida para el adicto.