El Círculo de Empresarios pide extender los ERTE hasta junio de 2021 y denuncia que su uso es “bajo” frente a otros países europeos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Círculo de Empresarios pide extender los ERTE hasta junio de 2021 y denuncia que su uso es “bajo” frente a otros países europeos

 
Play/Pause Episode
00:00 /
Rewind 30 Seconds
1X

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, aboga por extender los Expedientes de Regulación de Empleos Temporales (ERTE) hasta junio del año 2021, como ha solicitado la CEOE, para limitar una indeseable destrucción de empleos dada la limitada actividad por la pandemia de Covid-19, subrayando que su uso en España es además “bajo” frente a “otros países europeos”.

En una entrevista a Servimedia, auguró que “vamos a estar en un 20% o más de paro, como pasó en la época de la anterior crisis con Zapatero”, y “el problema va a ser cuando terminen los ERTE”, por lo que su extensión es “algo lógico para que no sobrepase mucho el 20%”.

Zulueta reconoció que este mecanismo encubre un paro estructural que se declarará porque hay empresas con serias dificultades o que pueden no sobrevivir por el ‘shock’ y cambio de hábitos introducido por el coronavirus: “Desgraciadamente el ERTE está escondiendo, obviamente, un porcentaje de paro inevitable que va a venir, porque no todos los que están en ERTE van a poder volver a su trabajo. Algún ERTE será un ERE y algunas de esas empresas se van a caer”, afirmó.

Sin embargo, los defendió como una herramienta que ayuda a las empresas a realizar ajustes en momentos específicos mitigando los despidos poniendo de ejemplo que en Alemania, donde la crisis sanitaria ha estado además más contenida, o en Reino Unido “el porcentaje de personas –afectadas por ellos- es muchísimo más alto que en España” porque “todos” los países “han ido por ese sistema para proteger el empleo”.

Con una visión más a futuro, el Círculo de Empresarios avala que la herramienta se adapte para quedarse después de que la vicepresidenta económica Nadia Calviño haya anunciado su transformación a un modelo asimilable al Kurzarbeit alemán, que es una suerte de modalidad de jornada reducida donde el Estado puede llegar a ser responsable de pagar temporalmente hasta dos tercios del salario.

Según Zulueta, hay hucha para facilitar su uso simplemente introduciendo eficiencia en los gastos públicos. “Los ERTE son solo 5.000 millones de euros cada mes, pero hay 122.000 millones en subvenciones cada año que la Airef dice que nadie está estudiando la efectividad” y entre las que se incluyen subvenciones a cosas como “tauromaquia, a cine, a estudios de catalán, estudios de vasco, etc”.

“Hay una serie de cosas ahí que nadie está midiendo si es necesario, si están dando resultados y eso es un potencial cauce. Y dos está la economía sumergida”, donde las estimaciones es que ocupan al 22% o 24% de la economía, apuntó.

A juicio de Zulueta, lo que necesita la economía y las empresas es avanzar en la reforma laboral frente al “absurdo” del pacto para su derogación que entre Unidas Podemos, el PSOE y Bildu. “Los países que han logrado antes de esta pandemia mantener un paro de menos de 5% son Alemania, Holanda y Reino Unido en Europa y, si miras su sistema laboral, es un sistema laboral mucho más flexible que el español y que nos falta aquí. Lo de Fátima Báñez fue una transformación, pero no llegó hasta el final. Necesitamos aquí una reforma laboral más completa”, reclamó.

Entre otras medidas, el Círculo apuesta por “tener un contrato fijo único, un contrato temporal para trabajos de estos de verano, de turismo de meses; y un contrato para los que hacen prácticas de formación profesional” para evitar que cuando vengan mal dadas, como ahora, se vean siempre en la calle los mismos.

“Todos los despidos son temporales y todos los jóvenes son los primeros despedidos porque es mucho, mucho más barato para la empresa despedir un temporal. Entonces tenemos clase A y clase B de empleo, con unos superprotegidos”, lamentó Zulueta.

A su juicio habría que completar esa medida limitando además el coste del despido a 20 días de salario por año trabajado y “con un límite de, por ejemplo, un año de salario, como tienen muchos países” porque “cuando viene la crisis, se van todos jóvenes y se quedan solos los mayores con hijos, porque son muy caros para despedir”.

Desde el otro lado de la balanza y para favorecer la empleabilidad denunció que “las universidades no están vinculadas de ninguna forma con las empresas” e, incluso, “la mayoría de los profesores están dando la espalda a las necesidades de la empresa”, ya que la enseñanza “no va en línea con lo que demanda el mundo laboral y está anticuada”.

“Están los países de éxito en Asia y otros países de éxito como Estados Unidos o Israel, donde el Gobierno, la universidad y los emprendedores están todos en un círculo virtuoso”, ilustró, recordando que eso genera un “caldo de cultivo” que favorece el emprendimiento y la creación de puestos de trabajo poniendo de ejemplo que Internet nació de un proyecto del Ministerio de Defensa de Estados Unidos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies