El Colectivo de la Moto presenta enmiendas a la nueva Ley de Tráfico aprobada por el Congreso

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Los colectivos de usuarios de la moto han presentado enmiendas al texto del proyecto de Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial, aprobado por el Congreso de los Diputados y remitido al Senado el pasado 15 de octubre para su ratificación definitiva.

En este marco, las entidades PMSV (Plataforma Motera para la Seguridad Vial), ANM (Asociación Nacional de Motoristas), Anesdor (Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas) y Provial (Asociación de Profesores de Formación Vial) en representación de unos 600.000 motoristas, han presentado de forma conjunta tres propuestas con el objetivo de contribuir a mejorar de forma directa la seguridad vial de todos los ciudadanos en general y de los motoristas, en particular.

Así, las asociaciones entienden que, en el actual contexto de siniestralidad donde los usuarios vulnerables tienen cada vez más representatividad (53% de los fallecidos en carretera y 82% en la ciudad, según datos del 2019) e inmersos en el desarrollo de la nueva Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030, es imprescindible aplicar políticas y medidas que aumenten la seguridad de los vulnerables.

En este sentido, consideran que el texto trasladado al Senado, aprobado por la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, recoge demandas de interés para el sector como la inclusión y potenciación de los cursos de conducción segura y eficiente destinados a los conductores; que se permita el uso de intercomunicadores en los cascos de los motoristas; se prohíba expresamente el uso del móvil introduciéndolo en el casco o se generalice para todo tipo de vehículo, tengan o no motor.

No obstante, el Colectivo de la Moto cree que aún quedan mejoras que no han sido aceptadas por la cámara baja y que podrían ser objeto de cambio. Concretamente, proponen tratar de eliminar la confusión generada en el texto aprobado por el Congreso en relación con la supresión del margen de 20 kilómetros por hora en adelantamientos.

«Los modelos matemáticos analizados demuestran que, de eliminar el margen de 20 km/h en los adelantamientos, se incrementaría tanto la distancia como el tiempo necesario para efectuar un adelantamiento tipo, especialmente en aquellos más peligrosos, como son los que se realizan a vehículos largos (camiones, autobuses, etc.)», justifican.

Asimismo, reiteran la necesidad de incluir en el texto legal que cualquier equipo de protección obligatorio debe estar previamente homologado o certificado.

«Los motoristas que utilizan su vehículo en un entorno urbano requieren un equipo de protección diferente a los que conducen motocicletas en entornos de vías interurbanas o rurales. Desde el sector se anima activamente a los motoristas a que usen el equipo de seguridad adecuado; fomentando el llamado enfoque modular. Este enfoque permite a los motociclistas seleccionar las prendas de protección de acuerdo con su tamaño, comodidad y tipo de actividad», explican desde el colectivo.

Por último, insisten en la necesidad de prohibir que las aplicaciones móviles avisen de la existencia de controles policiales.

«Consideramos que la existencia y uso de este tipo de aplicaciones no sólo impide o dificulta la labor que los agentes de la autoridad realizan en beneficio de la seguridad de los ciudadanos, sino que incluso, vulneran su propia seguridad como funcionarios públicos, por lo que solicitamos la prohibición absoluta de este tipo de dispositivos, desde su creación, distribución, hasta su uso», defienden las asociaciones.