El Consejo de Ministros aprobará el día 28 la subida del SMI hasta 965 euros mensuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Gobierno aprobará en el Consejo de Ministros del día 28 y no en el de mañana la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 965 euros mensuales por catorce pagas acordada con CCOO y UGT.

La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha afirmado hoy, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, que este incremento del SMI, que tendrá efectos desde el 1 de septiembre, no está en el orden del día del Consejo de Ministros de este martes.

Fuentes del Ejecutivo han indicado a Europa Press que esta medida sí irá al Consejo de Ministros del martes 28, en el que previsiblemente debería aprobarse también la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), cuyo esquema actual finaliza el próximo 30 de septiembre.

La portavoz del Gobierno ha hecho hincapié en que esta subida del SMI supone un avance «muy importante» y ha señalado, en relación a las divergencias entre la vicepresidenta primera y segunda, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, que entiende que hay que «llenar horas de tertulia», pero que el Gobierno piensa, sobre todo, en el bienestar de los ciudadanos.

«Parece que no estamos hablando de nadie, con esas siglas de SMI, pero estamos hablando de muchas mujeres y jóvenes que están marcados por estos salarios precarios (…) Son trabajadores en precario y es una prioridad del Gobierno atenderles y recuperar su dignidad salarial», ha destacado Rodríguez, que ha recordado que el objetivo es que el SMI llegue al 60% del salario medio a final de legislatura.

Gobierno y sindicatos cerraron a última hora del pasado jueves un acuerdo para incrementar el SMI en 15 euros, hasta los 965 euros mensuales en catorce pagas, con efectos desde el 1 de septiembre de este año.

Las partes establecieron también el compromiso de que el SMI, mediante su «progresiva revisión» en 2022 y 2023, alcance el 60% del salario medio antes del fin de la legislatura, tal y como determina la Carta Social Europea suscrita por España y como prometió el Gobierno de coalición.

Del acuerdo quedaron descolgadas las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, que entienden que no es el momento de elevar el salario mínimo dado que la economía española se encuentra en los inicios de la recuperación y la creación de empleo podría verse dañada.

Garamendi asegura que la patronal seguirá trabajando en el diálogo social «como el primer día»

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha puesto en valor este lunes el diálogo social y ha asegurado que la patronal seguirá trabajando en las mesas «como el primer día», pese a su negativa para acordar con sindicatos y Gobierno una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este año.

«Quiero poner en valor el diálogo social, que ha funcionado y sigue funcionando, incluso cuando decimos que no. Lo digo para que quede claro que vamos a seguir trabajando en las mesas como el primer día», ha recalcado el presidente de la patronal durante su participación este lunes en el ‘Diálogo sobre el futuro de las empresas’, celebrado en Sevilla.

Garamendi ha saludado a los representantes de CCOO y UGT presentes en el acto, al que también ha acudido la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y ha enfatizado que deben seguir para adelante «juntos», tras defender que organizaciones sindicales y empresariales han trabajado «mucho» durante estos últimos años por el escudo social.

La semana pasada, Gobierno y sindicatos anunciaban un acuerdo para subir para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 15 euros, hasta los 965 euros mensuales en catorce pagas, con efectos desde el 1 de septiembre de este año.

Del acuerdo quedaron descolgadas las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, que llevaban semanas diciendo que no es el momento de elevar el salario mínimo dado que la economía española se encuentra en los inicios de la recuperación y la creación de empleo podría verse dañada.