El empleo en grandes empresas y pymes creció un 7,8% en el tercer trimestre y las ventas se moderaron al 6%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El número de empleados en las grandes empresas y pymes aumentó un 7,8% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2020, mientras que las ventas totales, deflactadas y corregidas de variaciones estacionales y de calendario, se incrementaron un 6%, según los datos de Ventas, Empleo y Salarios en grandes empresas publicados este viernes por la Agencia Tributaria.

Se aprecia así una notable moderación de las tasas de crecimiento respecto a las ventas de las grandes empresas (tras crecer un 26,1% en el segundo trimestre), debido a que se ha superado el efecto base que produjeron los meses de confinamiento, según explica la Agencia Tributaria en su informe.

No obstante, para poder valorar mejor la evolución de las ventas hay que comparar con las cifras que se observaban en 2019. Así, las ventas totales en el tercer trimestre fueron un 3,1% inferiores a las que registraban en aquel año, lo que supone una significativa mejora respecto a los dos trimestres anteriores en los que la distancia era superior a cinco puntos.

Por tipo de empresa, el crecimiento fue superior en las pymes que en las grandes empresas. Este resultado ya se produjo en el segundo trimestre y tiene su origen en el mayor impacto que tuvieron en 2020 las limitaciones a la actividad en sectores en los que las pymes tienen más protagonismo.

El buen comportamiento de las ventas en el tercer trimestre se debe al impulso de las ventas interiores, que aumentaron un 5,7%y respecto a 2019, su pérdida es menor que la del total (-2,2%).

Hay que destacar la recuperación de las ventas dirigidas a consumo, que se incrementaron un 6,9%, incluso en un entorno de fuertes subidas de precios. Por su parte, las ventas de capital crecieron un 2,7%, con pérdidas en la parte de equipo y software y buen comportamiento de la construcción.

En comparación con 2019, las ventas de bienes de consumo y la construcción están mejor que entonces, mientras que los servicios de consumo y el equipo quedan por debajo, especialmente los primeros.

De su lado, las exportaciones aumentaron un 7,3%, aunque su nivel es un 6,3% más bajo que el del mismo trimestre de 2019. El crecimiento procede de las ventas a terceros (con un mayor descenso en 2020 y que ahora incluyen al Reino Unido), aunque la pérdida respecto a 2019 es similar en estas y en las dirigidas a la UE.

En lo que se refiere al rendimiento bruto medio (salarios), la subida del 1,6% en el tercer trimestre supone una notable moderación respecto a los periodos anteriores, pero hay que recordar que esta evolución está condicionada por los ERTE y por los drásticos cambios en la estructura sectorial del empleo (el impacto de estos se estima en alrededor de 2,5 puntos en la tasa de los trimestres anteriores).

EL EMPLEO EN LAS GRANDES EMPRESAS CRECE UN 4,6% EN SEPTIEMBRE

En lo que se refiere solo al mes de septiembre y a las grandes empresas, las ventas se incrementaron un 2,3%, mientras que el empleo se alzó un 4,6%.

Los datos de ventas suponen un repunte sobre la senda de moderación que se venía observando en los meses anteriores, que tenía que ver, en buena medida, con el perfil de la recuperación en 2020 tras los meses de confinamiento estricto.

La mejora también se aprecia al comparar con 2019, ya que el nivel de septiembre de 2021 es un 2,5% inferior al de ese año, cuando entre enero y agosto la diferencia era de más de cinco puntos. En los buenos resultados del mes influye de forma destacada el buen comportamiento de los servicios, con avances en la mayor parte de las ramas.

Las ventas interiores se incrementaron en septiembre un 1,4%, volviendo a retomar el terreno positivo. Al igual que con las ventas totales, si se compara con el mismo mes de 2019, las ventas interiores son un 2,7% inferiores, brecha menor que los casi cinco puntos registrados hasta agosto.

Por destinos, son las ventas de consumo las responsables de la mejoría, mientras que las de capital experimentaron descensos. Dentro de esta últimas, el retroceso fue parejo en construcción y equipo.

De su lado, las exportaciones mostraron un incremento en septiembre del 6,9%. En este caso, a diferencia de las ventas interiores, el repunte ya se había producido en agosto (5% frente al 3,3% de julio) y el nuevo dato confirma ese cambio de tendencia.

En comparación con 2019, los niveles en septiembre son solo un 1,6% inferiores a los que se tenían en aquel momento. El crecimiento en el mes se produce por el notable aumento de las destinadas a terceros (20,2%), que más que compensa el descenso de las dirigidas a la UE (-3,9%). La Agencia Tributaria recuerda que parte del desigual comportamiento de unas y otras se explica por la reclasificación del Reino Unido.