El encendido de la llama olímpica inicia la marcha atrás hacia los Juegos de Invierno de Pekín

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La cuenta atrás hacia los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 ha comenzado este lunes con el encendido de la llama olímpica en la tradicional ceremonia celebrada junto al Templo de Hera en Grecia.

Después de que la llama olímpica fuera encendida por la Suma Sacerdotisa, comenzó su viaje con el esquiador griego Ioannis Antoniou, quien también asumió el papel de primer portador de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. La llama pasó después al olímpico chino Li Jiajun, ganador de cinco medallas en patinaje de velocidad en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998, 2002 y 2006.

Después de la ceremonia, la llama olímpica fue transportada al Estadio Panatenaico de Atenas, donde este martes tendrá lugar la entrega oficial al Comité Organizador de Pekín 2022 antes de que la llama parta hacia China. Al día siguiente, la llama llegará al país asiático, donde iniciará su gira de exhibición hasta los Juegos Olímpicos, que arrancarán el 4 de febrero de 2022.

Debido a la pandemia, la ceremonia de este lunes en Olimpia se llevó a cabo con una delegación reducida presidida por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y con presencia del español Juan Antonio Samaranch, presidente de la Comisión de Coordinación de Pekín 2022 del COI.

«Pekín hará historia como la primera ciudad en albergar las ediciones de verano e invierno de los Juegos Olímpicos. Los Juegos de Invierno de Pekín 2022 conectarán al pueblo chino con el mundo, dando vida a la visión de China de involucrar a 300 millones de personas con los deportes de nieve y hielo y cambiando el deporte de invierno para siempre. El mundo entero verá esta pasión cuando China dé la bienvenida a los mejores deportistas de invierno», sentenció Bach.