El gas licuado por canalización bajará un 5,9% a partir de este martes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El precio del gas licuado de petróleo (GLP) por canalización bajará un 5,9% a partir de este martes, 21 de diciembre, según una resolución del Ministerio para la Transición Ecológica publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, el término variable de la tarifa de venta del GLP por canalización para usuarios finales, antes de impuestos, tendrá un valor de 100,9809 céntimos de euro por kilogramo.

Así, para un cliente medio que consuma 500 kilogramos anuales, la nueva tarifa supone una reducción del 5,9% después de impuestos, respecto a los precios en vigor.

Esta disminución de la factura se debe a la caída, respecto al mes anterior, de las cotizaciones internacionales del propano (-10,95%), del butano (-13,37%) y en menor medida por la depreciación del euro frente al dólar (-1,62%), compensada en parte por el incremento de los fletes (+24%).

Con los nuevos precios, la factura anual para un cliente medio disminuye por primera vez desde mayo de 2021.

La actividad de suministro de gas licuado del petróleo (GLP) por canalización consiste en el suministro de gas propano mediante una red de distribución alimentada desde un depósito donde se almacena el gas en forma líquida.

Esta modalidad permite un suministro al cliente de forma constante, con facturación mediante contador, sin necesidad de pedido previo, lo que convierte al GLP canalizado en una alternativa al suministro de gas natural en pequeñas poblaciones o núcleos urbanos alejados de la red de gas natural.

Esta actividad no se encuentra liberalizada, por lo cual, todos los clientes se suministran a través de la empresa distribuidora titular de la red de distribución a la que están conectados, a precios regulados.

En aplicación de la Orden ITC/3292/2008, el tercer martes de cada mes entra en vigor una nueva tarifa de GLP canalizado que es aprobado por resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas.

La tarifa está constituida por dos términos: el término asociado a los costes de comercialización se revisa anualmente en el mes de julio y el término variable asociado al precio de la materia prima (butano y propano), que se actualiza mensualmente a partir de sus cotizaciones internacionales, y de los fletes.