El Gobierno francés indica que no era el “momento adecuado” ni la “forma adecuada” para comprar Carrefour

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El ministro de Economía, Finanzas y Recuperación de Francia, Bruno Le Maire, ha indicado que la oferta de compra de Couche-Tard por Carrefour no llegó en el “momento adecuado” ni tampoco de la “forma adecuada”, motivo por el cual rechazaron esa adquisición este mismo mes.

“Quiero ser muy claro sobre el asunto de Carrefour. Todo el mundo puede entender que no era el momento adecuado y que no fue la forma adecuada de plantear un inversión de tal importancia en Francia durante una crisis económica”, ha explicado Le Maire durante su intervención en una mesa redonda organizada en el marco del Foro Económico Mundial.

A mediados de mes, el propio Le Maire informó de que no daba su visto bueno a la operación porque el país no iba a renunciar a uno de sus principales distribuidores de alimentos durante la actual crisis generada por la pandemia.

Pocos días antes, el grupo canadiense de tiendas de conveniencia Alimentation Couche-Tard había remitido una oferta no vinculante para comprar la francesa Carrefour a un precio de 20 euros por acción, lo que supondría pagar un precio total de unos 16.352 millones de euros por las más de 817 millones de acciones con los que cuenta Carrefour.

“Puedo asegurar que Estados Unidos, en caso de que un inversor extranjero quisiera comprar Walmart, por ejemplo, habría dado la misma respuesta: no. Y si en Alemania hubieran querido comprar Volkswagen, estoy profundamente convencido de que la respuesta de Peter [Altmaier] hubiera sido no”, ha agregado Le Maire.

El ministro ha querido subrayar que, pese a su respuesta a esta operación, eso no significa que Francia no esté dispuesta a ser el país más atractivo en Europa para la inversión extranjera.