El Ibex 35 aguanta los 8.800 puntos en la media sesión con una subida del 0,52%

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Ibex 35 se mantenía ligeramente por encima de los 8.800 puntos en la media sesión de este martes, tras subir un 0,52%, en un contexto en el que los inversores han rebajado el nivel de alerta ante el potencial impacto que ómicron, la nueva variante del Covid-19, puede provocar en el crecimiento económico.

Además, los inversores han conocido que el paro registrado en España se anotó un descenso en 2021 de 782.232 desempleados (-20,1%), su mayor caída anual de toda la serie histórica comparable, iniciada en 1996. Hasta ahora, la bajada más pronunciada del paro era la de 2016, cuando se contabilizaron 390.534 desempleados menos.

En este escenario, el Ibex 35 cotizaba en 8.806,7 puntos a las 12.30 horas, con IAG liderando los ascensos, en una jornada en la que se ha conocido que la llegada de turistas internacionales subió un 54,1% hasta noviembre y el gasto se disparó un 63,8%. Solo en noviembre, España recuperó el 72% de los turistas internacionales llegados en ese mismo mes de 2019.

Por detrás, los mayores avances los presentaban Sabadell (+3,31%), Siemens Gamesa (+3,25%), Solaria (+3,04%), Santander (+1,75%), BBVA (+1,73%), CIE Automotive (+1,73%) y Repsol (+1,73%).

En el terreno negativo, destacaban las caídas de Cellnex (-2,29%), Grifols (-1,79%), Red Eléctrica (-1,54%), Arcelormittal (-1,47%), PharmaMar (-1,15%), Rovi (-1,12%) y Enagás (-0,59%).

El resto de bolsas europeas también cotizaba en ‘verde’ en la media sesión, con avances del 1,32% en Londres, del 1,4% en París, del 0,75% en Fráncfort y del 0,85% en Milán.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 79,63 dólares, tras subir un 0,82%, mientras que el Texas se colocaba en 76,67 dólares, tras avanzar un 0,78%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1281 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 71 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,562%.