El Ibex 35 amplía su caída al 4% en la media sesión ante la nueva variante del Covid-19 en Sudáfrica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Ibex 35 se desplomaba un 4,01% en la media sesión de este viernes y retrocedía hasta los 8.486 puntos, lastrado por el temor de los inversores ante la nueva variante del Covid-19 detectada en Sudáfrica y en un contexto de nuevas restricciones en Europa para hacer frente a la pandemia.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado este viernes que los países del bloque se disponen a estudiar la posibilidad de coordinar la prohibición de vuelos con salida o destino a la región del sur de África como medida de emergencia para evitar la propagación de una nueva variante detectada en Sudáfrica y que preocupa por su capacidad de mutar.

Solo Cellnex aguantaba en ‘verde’ en la media sesión (+0,58%), mientras que el mayor desplome bursátil lo sufría el sector turístico, con caídas del 14,75% para IAG, del 8,35% para Amadeus, del 7,46% para Aena y del 6,86% para Meliá.

También se veía especialmente penalizado el sector bancario, con descensos del 6,2% para Santander, del 4,97% para Sabadell, del 4,64% para BBVA, del 4,03% para CaixaBank y del 3,83% para Bankinter.

El resto de bolsas europeas también se anotaba fuertes caídas en la media sesión, del 3,03% en Londres, del 3,8% en París, del 3% en Fráncfort y del 3,42% en Milán.

La jornada de ayer estuvo marcada por la reducción del volumen negociado debido al cierre de los mercados financieros de Estados Unidos por la festividad del ‘Día de Acción de Gracias’, mientras que hoy abrirán únicamente media sesión.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 77,62 dólares, tras caer un 5,59%, mientras que el Texas se colocaba en los 73,27 dólares, tras retroceder un 6,53%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1285 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 77 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,443%.