El Ibex 35 cae más de un 4% a media sesión tras la nueva cepa del Covid-19 en Reino Unido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Ibex 35 experimentaba un descenso del 4,38% en la media sesión de este lunes, lo que llevaba al selectivo a situarse en los 7.685,3 enteros, en una jornada marcada por la aparición de una nueva cepa del Covid-19 en Reino Unido, lo que ha provocado que varios países europeos hayan anunciado la imposición inmediata de restricciones a los vuelos y transportes procedentes del país británico.

El Gobierno de España ha anunciado que, ante la aparición de una nueva cepa de coronavirus en Reino Unido, reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que procedan del país.

De esta manera, España descarta, por el momento, suspender los transportes con Reino Unido después de que varios países europeos como Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia, Irlanda, Francia y Suecia decidieran cortar comunicaciones ante la propagación de la nueva cepa del coronavirus.

En este escenario, marcado además por la incertidumbre sobre las negociaciones sobre el Brexit, el selectivo madrileño se teñía completamente de ‘rojo’ y se colocaba por debajo de la cota de los 7.700 puntos.

A mediodía, los valores que más caían eran los más expuestos a Reino Unido, como IAG (-12,88%) y Banco Sabadell (-8,14%). Le seguían Meliá (-7,47%), Repsol (-7,3%), Bankinter (-6,86%), Enagás (-6,53%) y Merlin Properties (-6,28%).

El resto de bolsas europeas también cotizaba con descensos a media sesión, del 2,89% para el Ftse 100 de Londres, de 3,54% para el Cac 40 de París, del 3,88% para el Dax de Fráncfort y del 3,48% para el Mib de Milán.

En este contexto, el barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba en 46,2 dólares, mientras que el crudo Brent, de referencia para Europa, marcaba un precio de 49 dólares.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,2156 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 61 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,042%.