El mercado del blockchain podría alcanzar los 4.000 millones de euros en 2024

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Una de cada cuatro empresas españolas que tiene más de 50 empleados ya usa la tecnología blockchain, según un informe elaborado por IDC Research en colaboración con Realsec.

Teniendo en cuenta la totalidad del tejido empresarial español, el porcentaje de empresas que utilizan esta tecnología se reduce hasta el 11%, un punto por encima que el año pasado, y el 45% de los empresarios considera que el impacto de esta tecnología es medio o alto.

IDC vaticina que la cadena de bloques tendrá una tasa de crecimiento anual del 47% hasta 2024, lo que supondría una inversión de 4.000 millones de euros en este tipo de productos.

“Las inversiones en tecnologías con menor foco en la optimización de costes o la continuidad de negocio están sufriendo cierto aplazamiento por la pandemia. No obstante, la curva de crecimiento de Blockchain sigue siendo muy relevante”, constata el analista senior de IDC Research España, Ignacio Cobisa, que vaticina una tasa de crecimiento por encima del 52% al desarrollo de servicios con esta tecnología.

En cuanto a los usos que se está dando a esta tecnología destacan la validación de identidad y las transacciones comerciales, usadas por un 39% y 38% de las empresas que utilizan blockchain, respectivamente. A un nivel menor se encuentra la logística, la gestión de garantías, cadenas de suministro, registro de contratos o relaciones mercantiles y el procesamiento de datos.

En el otro extremo, el desconocimiento al no encontrar casos de uso relevantes o la falta de información han sido las razones esgrimidas de quién no utiliza esta tecnología.

El consejero delegado de Realsec, Jesús Rodríguez, ha señalado que otros sectores necesitan introducir cambios para utilizar la cadena de bloques como es el caso de los mercados y entornos regulados, ya que necesitan mejorar sus capas de criptografía para ser más resistentes ante ciberataques.