El Polisario,dispuesto a «encontrar una fórmula» para «ayudar» a pescadores españoles tras fallo del TU

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Frente Polisario ha mostrado este viernes su disposición a «encontrar una fórmula» para «ayudar» a los pescadores españoles tras la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de anular el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos por incluir el Sáhara Occidental.

«Nos gustaría encontrar una fórmula de ayudar a los pescadores», ha dicho el representante del Polisario para Europa y la UE, Oubi Bucharaya, en una rueda de prensa en Madrid, antes de incidir en que «el tribunal ha establecido el marco de esta posible cooperación».

«Dentro de este marco legal, hay toda la voluntad de ayudar», ha señalado, al tiempo que ha hecho hincapié en que los recursos presentados ante la justicia europea «no iban contra nadie», sino que buscaban lograr que se respetaran los derechos saharauis.

De esta forma, Bucharaya ha puntualizado que «si la UE quiere seguir haciendo negocios en Sáhara Occidental, ya saben a quién tienen que dirigirse, que es el Frente Polisario».

En esta línea, el abogado del Frente Polisario ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Manuel Devers, ha incidido en que «hay dispositivos para que el Polisario emita licencias de pesca».

«Si los dirigentes la UE entran en razón, el Polisario encontrará los mecanismos para lograrlo», ha dicho Devers, quien ha instado a los sindicatos de pesca españoles a «que lean de forma detenida las sentencias y se pongan en contacto» con las autoridades saharauis.

El abogado ha resaltado que «Sáhara Occidental no es el único territorio ocupado en la vecindad europea» y ha puesto como ejemplos los casos de Palestina y Chipre del Norte, antes de incidir en que «la Comisión Europea aprobó reglamentos que afectan a los pueblos afectados para autorizar actividades económicas en las zonas sobre las que hay control efectivo».

Así, ha dicho que este marco se puede «adaptar» a Sáhara Occidental y ha argumentado que, dado que la sentencia «reconoce la soberanía del pueblo saharaui sobre sus aguas», existen «medios» para «hacer respetar los derechos del pueblo, incluido por parte de los pescadores españoles».

INVALIDEZ DE LOS CERTIFICADOS DE MARRUECOS

«Marruecos, que no tiene soberanía sobre aguas saharauis, no puede emitir a pescadores españoles certificados sobre la capturas no reglamentada», ha explicado Devers, quien ha incidido en que estos certificados «son condición necesaria para que los productos sean distribuidos en el mercado europeo».

Por ello, ha recalcado que «para que un certificado sea válido tiene que ser emitido por una autoridad competente». «No es posible que lo haga Rabat», ha dicho, antes de decir que las «modalidades de acción son varias y a explorar». «Si los derechos no son respetados, se podrían tomar acciones», ha advertido. «Respeten el derecho del pueblo saharaui y todo irá bien», ha manifestado.

El Polisario ha dejado abierta la puerta a la posibilidad de pedir el pago de compensaciones por el impacto económico de los acuerdos, estimado en unos mil millones de euros durante los dos últimos años, según Devers.

«Desde el punto de vista técnico, claramente podemos pedir daños y perjuicios», ha argüido, si bien ha destacado que se trata de una decisión que deberá adoptar el Polisario. Así, Bucharaya ha confirmado que «claro que se pueden pedir compensaciones», antes de resaltar que para ello son necesarias «consultas».

Devers ha recordado que «acaban de ser anulados dos acuerdos internacionales» y ha añadido que «sería sencillo reconocer el derecho al pago de reparaciones». «Todo dependerá del comportamiento de las instituciones europeas», ha reseñado.

ACONSEJA A ESPAÑA QUE NO RECURRA

En otro orden de cosas, Bucharaya ha recomendado al Gobierno español que no recurra el fallo. «No es una buena opción», ha señalado, al tiempo que ha recalcado que Madrid puede hacerlo sin esperar a que lo haga el bloque comunitario, dado que es parte en el proceso.

Así, ha resaltado que «los signos que se reciben desde el primer día no invitan a tener optimismo de que esta vez la receta vaya a ser diferente» y ha explicado que un recurso supondría «un mensaje erróneo a Marruecos y a los pueblos de la región», dado que «alimenta el sentimiento de impunidad de Marruecos».

«Si la UE, y ahí España tiene una responsabilidad enorme, decide seguir empeñándose en el esquema roto de mimar a Marruecos y velar sólo por los intereses de Marruecos a cualquier precio (…) ganarán nueve meses con un recurso, pero saben cuál es el resultado y saben también cuál es el impacto de seguir desafiando las decisiones de su propia justicia para defender unos intereses que se encuentran en un marco fuera de la legalidad», ha recalcado.

De esta forma, ha apuntado que la reacción de Marruecos al fallo judicial «depende en gran medida» de la reacción de la UE. «Si realmente la UE tiene la intención de acatar las decisiones, Marruecos formulará su reacción o su forma de tratar con la UE», ha reseñado.

«Si siempre el mensaje que se transmite desde Bruselas es el de ‘hijo mimado’ de la UE y tener una preferencia especial en relación al resto de países y pueblos de la región, seguramente Marruecos no sentirá ninguna necesidad de cambiar su forma de comportamiento», ha agregado.

Bucharaya ha manifestado que en estos momentos «el escenario es totalmente diferente» y ha incidido en que un recurso «contribuiría de manera negativa» en la situación en Sáhara Occidental y «la región en su conjunto». «Las recetas del pasado nos han llevado a donde estamos. Habrá que intentar nuevas recetas», ha defendido.

Por otra parte, ha manifestado que «unas malas relaciones entre España y Marruecos no tienen por qué ser necesariamente un buen escenario para las aspiraciones del pueblo saharaui» y ha pedido a Madrid que aproveche sus relaciones con Rabat «para saldar su deuda con el pueblo saharaui (…) y con el conjunto de los pueblos de la región». «Cuando España se retiró de Sáhara Occidental sin hacer sus deberes dejó una situación que sigue envenenando las relaciones entre los países de la región», ha sostenido.

«GRAN VICTORIA»

Bucharaya ha destacado que la decisión del tribunal supone «una gran victoria para el pueblo saharaui y para el Frente Polisario, pero también para Europa y para la justicia en Europa». «Anular los acuerdos nos dio la razón», ha ensalzado.

Así, ha resaltado que se trata de «decisiones tajantes, claras, de que el beneficio no puede servir como una base sin el consentimiento claramente expresado por el pueblo de Sáhara Occidental» y ha añadido que el veredicto expone «el procedimiento fraudulento llevado a cabo por la Comisión sobre el tema de las consultas».

De esta forma, ha explicado que el fallo «confirma desde su condición anteriormente establecida en la decisión de 2016 del Polisario como representante del Sáhara Occidental» que «tiene personalidad jurídica con capacidad de actuar delante de las instancias de justicia europeas e internacionales».

«Es un avance enorme para nosotros», ha destacado Bucharaya, quien ha argumentado que «la renovación (del acuerdo) en 2019 contribuyó de una manera u otra» a la situación de noviembre de 2020, cuando se da por roto el alto el fuego y hay una «vuelta a la guerra». «Rabat lo interpretó de una manera errónea», ha dicho.

Por otra parte, Bucharaya ha destacado que la libertad de movimiento del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, «no tiene nada que ver» con el fallo de este miércoles y ha vuelto a dar las gracias a España por «el gesto humanitario» de «acoger» al líder saharaui para que recibiera tratamiento médico por coronavirus.

«Vino en condiciones difíciles», ha recordado. «Nuestro líder ha respondido de la manera más positiva al acceder a declarar (…) en condiciones muy críticas», ha dicho, antes de recalcar que «las sentencias hablan por sí mismas».