El Santander lanza préstamos personales para mejorar la eficiencia energética de tu casa

El consumo responsable y sostenible de energía es un elemento clave para reducir el impacto contaminante sobre el medioambiente y contribuir a la lucha contra el cambio climático. Banco Santander, en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisión Europea, ofrece una nueva línea de financiación destinada a reformas para mejorar la eficiencia energética tanto en los hogares como en los negocios.

Cambiar las ventanas, instalar paneles de energía solar, reforzar los aislamientos térmicos, mejorar la iluminación con LED… Estos son algunos proyectos que pueden ayudar a disminuir las emisiones contaminantes y recortar el gasto en facturas. Pero además, los expertos aseguran que ahorrar energía proporciona otros beneficios para las organizaciones: mejora las condiciones laborales y el rendimiento de los equipos, aumenta la competitividad, potencia la innovación tecnológica, promueve una nueva cultura empresarial y aporta un valor diferencial a tu empresa.

Los préstamos Santander-BEI están diseñados para fomentar la inversión en eficiencia energética en la economía española. Ofrecen flexibilidad en los plazos y tipos de interés preferentes. En el caso de clientes particulares, el importe máximo a financiar asciende a 100.000 euros, mientras que para las empresas y autónomos se eleva a cinco millones de euros por proyecto. Para saber si tu proyecto cumple con los requisitos necesarios, la Comisión Europea y el BEI han desarrollado un simulador online al que se accede a través de la web del banco (www.bancosantander.es). A través de un sencillo formulario y en apenas diez minutos, el simulador facilita la validación de la inversión y el cálculo potencial de ahorro energético (en euros y en kilovatios hora). La contratación final del producto se hace en la sucursal bancaria.

Vehículos respetuosos con el medio ambiente

Banco Santander, a través de Santander Consumer Finance, ofrece también en colaboración con el BEI una línea de crédito de 1.000 millones de euros para empresarios que necesiten renovar sus flotas de transporte con vehículos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, incluyendo su adquisición a través de leasing. Estos fondos contribuirán a mantener más de 250.000 empleos en España. De hecho, el impacto de este acuerdo en el mercado laboral fue uno de los aspectos más destacados por la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, quien recordó durante la firma del acuerdo que “en los últimos años hemos destinado más del 50% de la financiación total en España a apoyar a las pequeñas y medianas empresas”.
El acuerdo se ha implementado a través de la participación del BEI y del FEI en un fondo de titulización de préstamos al consumo de Santander Consumer Finance. El BEI ha adquirido bonos emitidos por el fondo por valor de 227 millones de euros y el FEI ha garantizado 270 millones de euros adicionales de este mismo fondo. Se trata de un instrumento financiero novedoso y de vanguardia en el campo regulatorio que permitirá a Santander Consumer Finance liberar capital de su cartera de préstamos para, de esta forma, generar una nueva financiación por valor de 1.000 millones de euros.

Predicar con el ejemplo

Banco Santander está dispuesto a predicar con el ejemplo en la lucha contra el cambio climático: oficinas libres de plásticos; un nuevo plan de eficiencia energética para el trienio 2019-2021; 120.000 millones de euros comprometidos hasta 2025 para la financiación de proyectos ”verdes”; o la responsabilidad que representa ser uno de los miembros fundadores firmantes de los Principios de Banca Responsable, por el que asume un papel clave para contribuir a un futuro sostenible y ayudar a revertir los efectos perversos del calentamiento global sobre el planeta. Estos son algunos de sus compromisos para ser un banco más responsable y que, junto a los esfuerzos ya realizados, han sido reconocidos en la última edición del Dow Jones Sustainability Index, que sitúa al Santander como el banco más sostenible del mundo.
En los últimos diez años, Santander ha figurado ocho veces entre los tres bancos que más energías renovables financian en el mundo. Y nunca ha estado por debajo de los cinco primeros. Ha participado en la financiación de 726 proyectos de energía renovable, con un total de 29.000 millones de euros en inversiones. Una actividad de la que Ana Botín, presidenta del grupo, se ha mostrado públicamente “orgullosa”.

En 2018 fue el primer banco del mundo por número de operaciones en financiación verde -la única entidad que participó en el total de operaciones ejecutadas en el mercado- y segundo por volumen, según el ranking que elabora Dealogic: 1.778 millones de euros prestados para 44 proyectos. Para hacerse una idea de lo que esto supone, esta financiación representa una capacidad equivalente al consumo de 5,7 millones de hogares.

“Estamos desarrollando un papel preponderante en la transformación del sector energético. En los últimos años hemos aumentado nuestra participación en la financiación de proyectos de energías renovables”, señala el banco. Además, como punto de partida de un plan global de emisiones sostenibles, Santander ha emitido el pasado 1 de octubre un bono verde de 1.000 millones de euros que permitirá financiar múltiples proyectos sostenible, en particular proyectos de energía renovable eólica y solar. Esta emisión es un paso más en el compromiso del banco para facilitar 120.000 millones de financiación sostenible entre 2019 y 2025.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies