El sector del juguete cierra 2020 con unas ventas de 929 millones en España, un 7% menos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El sector del juguete despidió el año 2020, marcado por la crisis de Covid-19, con una facturación de 929 millones de euros en España, lo que representa un descenso del 7% respecto al ejercicio anterior, según datos de la empresa de investigación de mercados The NPD Group.

Se trata de un resultado “aceptable”, teniendo en cuenta que las tiendas permanecieron cerca de tres meses cerradas durante el confinamiento y si se compara con el desempeño de otras industrias más azotadas por los efectos de la pandemia, ha destacado el director general de NPD en España, Fernando Pérez.

La campaña de Navidad, que genera más de la mitad de las ventas anuales de esta industria, acusó el deterioro de la economía de muchos hogares, así como el avance del virus, que obligó al cierre de comercios en varias regiones y a limitar las reuniones familiares durante las fiestas, con el consiguiente impacto en la entrega de regalos.

Pese a los intentos de la industria y los distribuidores por adelantar y escalonar las compras durante la campaña, el patrón de comportamiento se mantuvo intacto y los españoles volvieron a esperar a última hora para hacer sus compras: el mes de diciembre concentró el 47,6% de las ventas en 2020, un peso ligeramente superior al de años anteriores.

El análisis por segmentos refleja que, para amenizar las largas semanas transcurridas en casa, los españoles se decantaron en 2020 por aquellos productos que consumen más tiempo, y no solo dirigidos a niños: puzzles, juegos de mesa y sets de construcción.

Los puzzles, que se pueden disfrutar tanto en grupo como individualmente, se dispararon un 30%; las ventas de juegos de mesa para divertirse en familia aumentaron un 6%, en tanto que las construcciones crecieron un 5%.

En un año con menos viajes y después del confinamiento, experimentó igualmente un incremento significativo la venta de juguetes de verano/agua y equipamiento de jardín (+28%), a lo que se suma el avance de las muñecas maniquí, que de la mano de Barbie crecieron el 18%.

En cuanto al mercado licenciado, en 2020 redujo sus ventas un 6%, un punto menos que el conjunto del sector, por lo que ganó representación en el mercado total.

A pesar de la falta casi total de estrenos, bastantes licencias mostraron rendimientos muy positivos, entre ellas Star Wars: The Mandalorian, Mario Bross y Harry Potter.

EL CANAL ‘ONLINE’ DUPLICA SU CUOTA

Asimismo, el cierre de las tiendas, las restricciones de movimiento y la reticencia de muchos consumidores a salir de compras impulsaron las ventas de juguetes por Internet, que crecieron un 63% hasta el mes de septiembre, según los datos de NPD. Así, el canal ‘online’ casi duplicó su peso en el mercado, al pasar de un 22% en septiembre de 2019 a un 40% en septiembre pasado, una cuota que supera la de países vecinos como Francia e Italia.

“Los fabricantes y la distribución se esforzaron por satisfacer la necesidad de juguetes de todo tipo para todas las edades, en un año que aceleró los cambios que ya estaban en marcha en el sector del juguete, como la estrategia de venta omnicanal”, han subrayado desde NPD.