El Tesoro emite 8.000 millones de euros en un bono a 10 años tras alcanzar una demanda de 74.000 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tesoro Público ha efectuado una emisión sindicada de un nuevo bono a 10 años por importe de 8.000 millones de euros entre 326 cuentas inversoras, en una colocación en la que la demanda ha alcanzado los 74.000 millones, una de las mayores registradas en una sindicación.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, la nueva referencia se ha emitido con un cupón del 0,5%, una rentabilidad del 0,542% y vence el 31 de octubre de 2031.

Así, el coste de la financiación obtenida hasta la fecha en 2021 se sitúa en el 0,01%, lo que permite que el coste medio de la cartera de valores del Tesoro siga cayendo y se sitúe en el 1,66%, registrando un nuevo mínimo histórico. Por su parte, la vida media de la cartera aumenta hasta los 8,04 años, en niveles históricamente altos frente a años anteriores.

Con esta sindicación de 8.000 millones de euros, el Tesoro lleva emitido el 61,1% de su objetivo de financiación a medio y largo plazo para 2021.

Se trata de la primera sindicación del Tesoro español tras recibir el visto bueno de la Comisión Europea al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia presentado por España y de la primera sindicación realizada por un país europeo después de la emisión inaugural de la Comisión en el marco del programa ‘Next Generation EU’.

De la emisión se destaca la elevada participación de inversores internacionales, que ha alcanzado el 89,5%, resaltando el peso del Reino Unido e Irlanda, con un 21,5%; Francia e Italia, con un 15,9%; Alemania, Austria y Suiza, con un 15,5%, y Estados Unidos y Canadá, con un 11,4%.

Por su parte, el resto de la Unión Europea ha participado en un 11,4%, los países nórdicos representaron un 7,4%, Oriente Medio un 3,1% y Asia un 3%. Otros inversores han obtenido un 0,3% de la emisión.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las gestoras de fondos, con un 43,2%, seguidas de las tesorerías bancarias, con un 18,2%, y las aseguradoras y fondos de pensiones, con un 15,5%.

Por su parte, los bancos centrales e instituciones oficiales representaron un 9,9% del total, el resto de los bancos un 7,1%, los fondos apalancados un 2,4% y el resto de los inversores un 3,7%.

BBVA, Barclays, Citigroup, Crédit Agricole, JP Morgan y Morgan Stanley han actuado como directores de esta emisión. El resto de los miembros del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como codirectores.