Empresarios y políticos ‘Junts pel no’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Albiol reducirá la estructura de la Generalitat para cumplir con los objetivos de déficit

“Cataluña no puede estar sin España ni España sin Cataluña”, este es el mensaje que con mayor fuerza ha transmitido esta misma mañana Xavier Albiol, candidato del Partido Popular a la presidencia de la Generalitat de Cataluña en las elecciones que se celebrarán el próximo 27 de septiembre, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Forum -en Madrid-, y en el que también ha participado el presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

No han estado solos. En lo que se puede calificar como de manifiesto expreso del ‘Junts pel no’, ambos líderes han sido respaldados por casi todos los titulares de las carteras del Gobierno, entre ellos, Luis de Guindos, ministro de Economía, y sus homólogos de Empleo, Fomento e Industria, Fátima Bañez, Ana Pastor y José Manuel Soria, respectivamente. Así como los ministros de Asuntos Exteriores e Interior, José Manuel García Margallo y Jorge Fernández Díaz. A los flancos algunos barones, baronesas y ex – baronesas del Partido Popular, de la talla de Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, presidenta y ex- presidenta de la Comunidad de Madrid, y empresarios como Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, Manuel Manrique, presidente de Sacyr Vallehermoso y Juan Pablo Lázaro, presidente de la patronal de los empresarios madrileños, CEIM.

Empresarios que, cabe destacar, no se han librado del tirón de orejas del candidato del Popular, que considera que “hubiera hecho falta más reacciones de empresarios y deportistas, pero la realidad es como es y cada vez aparecen más voces claras. Me quedo con eso”.

Más allá de tiempos y oportunidades, Xavier Albiol, se ha comprometido con dar continuidad, en Cataluña, a las políticas económicas del Gobierno central y a las que él mismo aplicó durante su mandato como alcalde de la ciudad de Badalona. Así, de ganar las elecciones el próximo 27 de septiembre, habrá austeridad, control y reducción gastos no necesarios “empezaremos a reducir desde el minuto uno la estructura de la Generalitat, tanto la interna como las embajadas del exterior”, afirmaba abiertamente.

Albiol ha puesto de manifiesto que “hace falta una política que consiga equilibrar la cuentas pero también gestos que vayan en dos direcciones, de ahorro y de un mensaje político claro”. Para rebajar coste que supone la Generalitat para la economía catalana y que se eleva hasta el 13 por ciento del PIB, se empezará a barrer desde casa y una de las medidas pasará por reducir el número de funcionarios de dicha Administración “¿cuántas empresas en España tienen 200.000 trabajadores a su cargo?”, planteaba el candidato catalán del PP.

Revisiones y ajustes a los que también se tendrá que someter la televisión catalana. Si bien TVE3 no cerrará si “hay una propuesta para ajustarla a lo que es verdaderamente necesario”, y que no se limita sólo al plano político, sino que afecta también a los contenidos de una televisión que ha calificado de  convertirse en “el principal instrumento de propaganda de Cataluña. Soy partidario de que se equilibren las informaciones y su política”, afirmaba.

Nuevo modelo de financiación

En una política de ajustes no todo es tijera, sino que también se ha de saber negociar para pedir. En presencia del presidente del Gobierno, Albiol ha destacado que “es imprescindible (para Cataluña) que existan nuevos interlocutores que sean capaces de discrepar, negociar y discutir con el Gobierno central pero sin pretender romperlo todo y dar patadas en la espinilla por debajo de la mesa”.

De hecho, de producirse el relevo, una de las más inmediatas lides a las que se enfrentarán los populares será la de negociar el nuevo modelo de financiación autonómica, algo que “es necesario, más aún cuando se han estabilizado las cuentas”. Un modelo que según ha puesto de manifiesto el candidato del PP deberá estar basado en “la solidaridad y la corresponsabilidad fiscal” y en el que se pedirán “más recursos económicos a las verdaderas prioridades  de los catalanes como infraestructuras y sanidad”, ha manifestado.

Inyección que de producirse completará con acciones que ayudarán a mejorar el bienestar y la economía de los catalanes como la bajada del impuesto de sucesiones, donaciones o la reducción del diferencial autonómico del IRPF.

Cataluña en riesgo

Si antes de ayer eran ‘Joan’ Rosell, presidente de CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y José Luis Bonet, presidente de la Cámara de España –quienes llama la atención no han acudido al acto- los que alertaban de los riesgos del proceso secesionista en España, hoy le tocaba el turno, a Xavier Albiol “una Cataluña fuera de España significa la salida automática de la Unión Europea”. Lo que supondría poner en riesgo un mercado potencial de 500 millones de posibles clientes, y así “se le ha transmitido a Artur Mas, en alemán, inglés, italiano y francés y sigue sin quererlo entender”.

Además ha añadido que se generaría un “conflicto” con los principales clientes de Cataluña, que precisamente son Murcia, Aragón y la Comunidad Valenciana “no es inteligente provocar y poner el dedo en el ojo a los que son nuestros vecinos y compañeros de país”.

Albiol ha hecho especial hincapié en la necesidad de un marco de estabilidad jurídica de las 600.000 empresas que operan actualmente en la región y en la reducción del 15 por ciento de la inversión extranjera en Cataluña desde que se inició el proceso secesionista, “la independencia no da de comer a los 500.000 catalanes que están en paro, la creación de empresas sí”. Y continuaba “no conozco emprendedores y empresarios que estén esperando a ver si se declara la independencia para invertir, sino todo lo contrario, me dicen: yo estoy parando las inversiones y el crecimiento porque la situación que tenemos por delante me preocupa”.

Pacto de Estado

“Sin papeles ni discurso preparado”, pero con una con cinco propuestas para lo que tiene que ser una política de Estado y que el próximo jueves trasladará por escrito al Partido Socialista y Ciudadanos. Con ellas Xavier Albiol pretende forjar las bases de un gran pacto, en unas elecciones que “tienen trascendencia  en el conjunto de España. Buena parte del futuro se decidirá en Cataluña”. Así, en la misiva se solicitará que:

1.- se garantice “que nadie (de los tres partidos) va a iniciar el proceso de ruptura;

2.- el reconocimiento a pluralidad social y económica de Cataluña;

3.- continuar avanzando en la política económica y socialmente;

4.- el compromiso con un modelo finciación basado en la solidaridad y la corresponsabilidad fiscal;

5.- el inicio del proceso de reducción de estructuras de estado internas y del exterior que ha creado el gobierno de Cataluña.

No obstante al candidato del PP no le ha faltado el apartado de críticas a sus oponentes y ha acusado de improvisación y falta de claridad a los socialistas de los que ha dicho que “se tiene que dejar de ambigüedades. No puede ser que cada día se despachen con una ocurrencia nueva y dejar en tierra de nadie su mensaje sobre cuál va a ser su modelo en Cataluña”.

Con respecto Ciudadanos, ha afirmado que “Rivera se ha equivocado viniendo a hacer política a Madrid, porque lo que hace falta es que los que tenemos credibilidad y autoridad política estemos con los que nos necesitan”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies