Escrivá eleva a más de 200.000 los empleos netos que se crearán en junio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado este lunes que la afiliación a la Seguridad Social cerrará junio con un crecimiento desestacionalizado de más de 200.000 ocupados, en contraste con los 45.000 nuevos cotizantes de mayo.

Durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, el ministro ha subrayado que esta cifra de 200.000 nuevos empleos, superior a la estimada hace algo más de una semana, es “extraordinariamente importante” porque igualará el total de ocupados, en términos desestacionalizados, con niveles prepandemia.

“Hace un año las previsiones de la mayoría de los organismos hablaban de tasas de paro claramente superiores al 20%, pero probablemente terminaremos el año con una tasa de paro que no va a estar muy lejos de la que teníamos antes de la pandemia”, ha destacado el ministro, que ha señalado que se está produciendo una “recuperación muy intensa y un mayor dinamismo” en aquellas actividades que antes contaban con más restricciones administrativas, como la hostelería.

Esta recuperación se está traduciendo en la reducción de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta situarse en torno a los 300.000 trabajadores inactivos dentro de las modalidades bonificadas con exenciones de cuotas a la Seguridad Social.

Estos trabajadores se concentran sobre todo en el sector aéreo, agencias de viaje, hostelería y actividades recreativas y de ocio nocturno, ha precisado. “Teníamos a 3,6 millones de trabajadores en ERTE hace algo más de un año. La recuperación ha sido intensísima”, ha destacado el ministro.

Escrivá ha explicado que además hay en torno a 150.000 trabajadores en ERTE que están en modalidades no exoneradas por la Seguridad Social, cifra que equivale “a menos del 1% de todo el empleo en España” y que “probablemente refleje empresas y actividades que ya tenían alguna debilidad previa a la crisis”, ha apuntado.

“El porcentaje de empresas que como resultado del Covid puede tener algún tipo de reestructuración es más bajo de lo que cabría esperar. Yo situaría en unos 150.000 los trabajadores afectados”, ha indicado el ministro.

Escrivá ha subrayado que a finales de verano la situación será “claramente mejor”, de forma que en septiembre, cuando llegue el momento de analizar si los ERTE se prorrogan o no, “habrá que discutir lo que residualmente quede en los ERTE” y el énfasis, ha dicho el ministro, “habrá que ponerlo en la formación y la recapacitación” de los trabajadores que aún sigan amparados por este instrumento.