España ocupa el séptimo puesto mundial en turismo de alto impacto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

España ocupa el séptimo puesto mundial en el turismo de excelencia y alto impacto, teniendo a China como el principal mercado emisor, ya que cuatro de cada diez turistas de este tipo proceden del país asiático.

Estos datos han sido publicados por un informe elaborado por Boston Consulting Group durante un evento sobre los retos y tendencias del turismo de excelencia y alto impacto, organizado por Círculo Fortuny, que ha contado con la participación del secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés.

Durante la inauguración, Valdés ha destacado que España tiene aún margen para el crecimiento y la mejora pese a esa séptima posición, pero ha negado que los países que están por delante como Francia tengan más recursos para captar a este tipo de turistas.

“España tiene un inmensa oferta museística y cultural y está posicionada en un lugar privilegiado en la gastronomía, además de estar incorporando hoteles de alta gama y una oferta completa en materia de moda, comercio o diseño”, ha añadido.

El informe señala que el país asiático representa el 39% del total de turistas de alto impacto que viajan a España. Le siguen otros países de la Unión Europea (17%) y la zona del sudeste asiático (11%). Por debajo de estas cifras se encuentran Rusia (10%), el Golfo Pérsico (9%), Latinoamérica (8%) y Estados Unidos (6%).

Sobre ello, el secretario de Estado ha demandado ser más activos en mercados de largo radio como el asiático, que “serán más importantes en el futuro y con una intensidad y dinamismo en el turismo de alto impacto”.

Industrias como la hotelera, la gastronómica y la de servicios turísticos de alta gama abordaron las cuestiones clave para la recuperación a través de una mesa redonda que contó con la moderación de Pablo del Pozo, consejero delegado y presidente del Grupo Nuba y miembro de la junta directiva de Círculo Fortuny.

En concreto, los ponentes coincidieron en aumentar la capacidad hotelera, mantener un producto de alta gama, fomentar la colaboración publico-privada como elementos fundamentales para fortalecer este tipo de sector dentro del turismo.