España recibe una demanda de 60.000 millones en su primera emisión de bonos verdes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tesoro Público español ha arrancado este martes con la primera emisión de bonos verdes a 20 años por un volumen de unos 5.000 millones de euros para la que ha recibido una demanda de 60.000 millones de euros, muestra del elevado interés de las 464 cuentas inversoras participantes en la emisión.

La demanda ha superado 12 veces la cantidad emitida, con una ratio de cobertura superior a la de las emisiones inaugurales de bonos verdes de otros países europeos. La emisión ha contado con una alta participación de inversores internacionales (91,7%) y de inversores centrados en la sostenibilidad a largo plazo.

La elevada demanda ha permitido que la nueva referencia se haya emitido con un cupón del 1% y una rentabilidad del 1,034%, reduciéndose el coste de financiación para el Tesoro por el carácter verde de la emisión.

Asimismo, la tasa ha contribuido a reducir el coste medio de deuda viva de la cartera de deuda viva del Tesoro, que sitúa en el 1,65% frente al 1,85% de principios de año. La vida media de la cartera de valores del Tesoro Público, por su parte, aumenta hasta los 8,09 años, según datos del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las aseguradoras y fondos de pensiones, que han representado un 47%, seguidas de las gestoras de fondos (18,8%), los bancos centrales e instituciones oficiales (9,5%), y las tesorerías de los bancos (8,9%). El resto de inversores bancarios ha representado un 8,7%, los fondos apalancados un 2,9% y el resto de inversores un 4,2%.

En la distribución por países destaca la participación de inversores de Francia e Italia, con el 25,3%, Alemania, Austria y Suiza, con el 20,2%, el Reino Unido e Irlanda, con un 14% y el resto de la Unión Europea, con un 13%. Los países nórdicos han representado un 11,9%, Estados Unidos y Canadá un 4,1%, Asia un 2,1% y Oriente Medio un 0,6%. Otros inversores han representado un 0,5%.

La prima de este bono sobre el equivalente es de 6 puntos básicos y los bancos colocadores de la emisión han sido Barclays, BBVA, Credit Agricole CIB, Deutsche Bank, JP Morgan y Santander.

El primer programa de emisión de bonos verdes soberanos de España se destinará a la financiación de una “amplia” variedad de programas medioambientales. En concreto, el Ejecutivo ha identificado más de 13.600 millones de euros de gasto verde elegible para financiar dichos proyectos.

El Ministerio ha informado que el coste de lo emitido por el Tesoro en 2021 se sitúa en terreno negativo, en el -0,01%.

ESPAÑA, “A LA VANGUARDIA DE LAS FINANZAS SOSTENIBLES”

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha destacado el éxito de la emisión y ha señalado que “sitúa a España a la vanguardia de las finanzas sostenibles en Europa”. La máxima responsable de Asuntos Económicos también ha resaltado que la gran demanda y la elevada participación de inversores sostenibles “son una muestra de su confianza en la economía y en la agenda medioambiental española”.

La emisión inaugural del bono verde se ha hecho de acuerdo a lo establecido en el Marco de Bonos Verdes de España, que ha recibido la máxima calificación medioambiental otorgada por el verificador independiente Vigeo Eiris a un emisor soberano europeo.

Los bonos verdes son títulos de deuda que se usan íntegramente en proyectos verdes que impactan de manera positiva en el medio ambiente, entre los que destacan la construcción de instalaciones renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o una correcta gestión de residuos.

De forma específica, se financiarán inversiones en la red de transporte ferroviario eléctrico, proyectos de I+D+i para la mitigación y adaptación al cambio climático, inversiones para la mejora en la gestión del agua o gastos destinados a la prevención de incendios y a la defensa de las especies autóctonas, entre otros.

El pasado mes de julio, el Ejecutivo presentó el Marco de Bonos Verdes y adelantó que existe un “alto apetito” inversor por los títulos que emite España, asegurando que los inversores esperan con gran interés un activo verde soberano por parte del país.

La mejor prueba de este interés y de la confianza de los mercados de deuda pública internacionales, según aseguró la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, es el hecho de que España esté logrando financiarse a tipos de interés históricamente reducidos, alargando los periodos medios de madurez de la deuda.

COLOCA 5.194 MILLONES EN LETRAS

El Tesoro Público también ha colocado este martes 5.194,83 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, dentro del rango medio previsto, y lo ha hecho cobrando más a los inversores por la deuda a 12 meses, según los datos publicados por el Banco de España.

A pesar de tener que pagar más, los inversores siguen mostrando interés por los títulos de deuda españoles, ya que la demanda conjunta de ambas referencias ha superado los 10.513,25 millones de euros, el doble de lo finalmente colocado en los mercados.

En concreto, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos ha colocado 923,99 millones de euros en letras a seis meses, frente una demanda de 3.245,47 millones, y el tipo de interés marginal se ha colocado en el -0,568%, menos negativo que el -0,589% anterior.

En las letras a 12 meses ha colocado 4.270,84 millones, por debajo de los 7.267,78 millones solicitados por los inversores, y ha profundizado en los tipos negativos, con una rentabilidad marginal del -0,563%, frente al -0,559% previo.

Tras la subasta de este martes, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital volverá a los mercados de deuda la tercera semana de septiembre con dos emisiones de letras a 3 y 9 meses y bonos y obligaciones del Estado.

{DF} +Leídas