Facilidades en la inversión en inmuebles tokenizados exclusivos en el sur de Europa de la mano de Domoblock

La capacidad de tokenizar un inmueble, dividiéndolo en varias partes digitales que se adquieren bajo un derecho de propiedad, se establece como una de las novedades más interesantes que registra el mundo digital.

Para garantizar la seguridad de los inversores en criptomonedas, la empresa Domoblock se establece como una alternativa adecuada para quienes buscan oportunidades en el sector inmobiliario. En ese sentido, este proyecto facilita la inversión en algunos de los inmuebles tokenizados más exclusivos del sur de Europa, sin que el cliente corra mayores riesgos en el momento de la inversión, ya que está respaldada por un bien intangible.

Domoblock aporta un valor real a los inmuebles mediante una acción de revalorización estratégica

El valor principal del proyecto Domoblock es evitar la especulación en los procesos de inversión de sus clientes, por lo que utiliza una estrategia denominada value add, a diferencia de quienes utilizan el house flipping. De esa manera, la empresa aporta un valor real a los inmuebles que se comercializan, mediante la aplicación de una revalorización estratégica.

Para Domoblock, el proceso de value add inicia con la adquisición de inmuebles ubicados en zonas estratégicas, a un precio inferior al que define el mercado y con la particularidad de que todavía no hayan alcanzado su potencial. Después, la empresa se encarga de ejecutar las mejoras físicas, estructurales y operativas con el objetivo de potenciar, en gran medida, el valor intrínseco del inmueble.

En consecuencia, las rentas generadas son más altas, a la vez que se reducen los niveles de desocupación y la demanda del inmueble incrementa en los valores de alquiler y venta. A partir de estas acciones de reposicionamiento, los clientes registran un incremento en la inversión inicial y en el valor real de la propiedad. 

¿Cómo se lleva a cabo la tokenización inmobiliaria y qué oportunidades ofrece en la actualidad?

La tokenización inmobiliaria consiste en la división de un activo físico en pequeñas partes digitales, con la intención de que sean adquiridos por inversores que buscan rentabilidad a partir de su revalorización. En el caso de Domoblock, tokenizan un préstamo participativo, donde los inversores entregan una cantidad de dinero, a cambio del compromiso de recibir ese valor, más los intereses, en un plazo determinado.

De acuerdo con los expertos de la empresa, la inversión inmobiliaria a través de las criptomonedas es una tendencia en crecimiento, puesto que protege el patrimonio sin renunciar a la posibilidad de generar rentabilidad. La ventaja es que se puede aprovechar los beneficios de la tecnología blockchain sin dejar de lado los excelentes rendimientos que ofrecen los activos tradicionales. Por este motivo, los security tokens son considerados como instrumentos financieros digitales idóneos para aprovechar las ventajas de la tecnología.

El valor diferencial de Domoblock está basado en un know howconstruido en base del talento, la especialización, la formación continua y la experiencia de sus cofundadores.