FCC multiplica por cinco su beneficio en el primer trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

FCC obtuvo un beneficio neto atribuible de 139 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone multiplicar por casi cinco el resultado que obtuvo en el mismo periodo de 2020 a pesar de la situación de incertidumbre que todavía pesa sobre la economía por la crisis sanitaria.

El grupo constructor participado por Carlos Slim explica que el aumento de su beneficio trimestral refleja el comportamiento de la evolución del tipo de cambio contabilizado, así como el cierre de la venta de diversas concesiones de infraestructuras de transporte o la reversión de provisiones realizada el año pasado.

En concreto, FCC se anotó una provisión de 20 millones de euros en 2020 como prevención y para combatir los efectos negativos ocasionados por la pandemia. Sin embargo, un año más tarde y en vista de la evolución de la vacuna, ha decidido revertirla, con su consecuente efecto positivo en la cuenta de resultados.

Por su parte, en octubre del año pasado acordó la venta de toda su participación en tres concesiones de infraestructuras ubicadas en España -cuatro autopistas, una línea de metro de Barcelona y la Ciudad de la Justicia de esta misma ciudad-, dentro de su política de rotación y desarrollo selectivo de proyectos en esta actividad, por 409,3 millones de euros.

Respecto al impacto positivo del tipo de cambio, contrastan los 17,1 millones de euros que tuvo que reducir al resultado financiero el año pasado con los 14 millones de euros positivos que ha sumado en sus últimas cuentas trimestrales por el movimiento diferencial del tipo de cambios de ciertas monedas.

A pesar de todos estos elementos extraordinarios que explican el gran incremento registrado en el beneficio, la compañía logró aumentar su cifra de negocio un 2,1%, hasta los 1.516,8 millones de euros entre enero y marzo de este año, debido también al hecho de que el estallido de la crisis sanitaria se produjo a mediados de marzo del año pasado, cuando se paralizó toda actividad no esencial.

FCC atribuye esta evolución en los ingresos al efecto de las medidas implantadas en marzo de 2020, aún vigentes, para la lucha contra la pandemia, que han tenido un efecto diverso en las distintas áreas de negocio.

MENOR ACTIVIDAD EN CONSTRUCCIÓN

Así, mientras Medioambiente, su principal rama de negocio, aumentó un 3,6% su cifra de negocio, igual que la de Cemento (15,4%), las de Agua y Construcción la redujeron un 5,2% y un 3,1%, respectivamente.

Por áreas geográficas, en España, que concentra el 60% de su actividad global, consiguió elevar un 5,1% sus ingresos, hasta los 909,5 millones de euros, de la misma forma que lo hizo en el resto de sus mercados, menos en Reino Unido y Oriente Medio y África, debido principalmente a la menor aportación de contratos que se han terminado o se encuentran en fase muy avanzada de ejecución.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de FCC también creció un 16,5% en el primer trimestre, hasta los 254,5 millones de euros, gracias a la mejora del margen operativo conseguido en las distintas áreas de negocio del grupo. Ajustado por este efecto, el Ebitda de FCC se incrementó un 6,7% en relación a marzo de 2020.

De su lado, la deuda financiera neta a ascendía a 31 de marzo a 2.613,7 millones de euros, lo que representa un 6,6% menos que en el primer trimestre de 2020, gracias a la aportación realizada por la venta de sus concesiones en Cataluña.

El patrimonio neto a cierre del primer trimestre alcanzó los 3.061,4 millones de euros, mientras que la cartera de negocio del grupo se ubicó en 29.857,5 millones de euros, con un incremento de un 1,5% frente al mismo periodo de 2020, debido a la incorporación de nuevos contratos en el área de Medio Ambiente, especialmente en su negocio en Estados Unidos.