Fedea prevé una caída del 18% en el PIB y pérdidas de 75.000 millones en recaudación tributaria si la recuperación tarda año y medio

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) cree que el PIB sufrirá una contracción del 18%, el déficit se disparará al 15% y la recaudación tributaria menguará en más de 75.000 millones de euros si la economía tarda quince meses en recuperar la normalidad tras la crisis del Covid-19, a contar a partir del pasado mes de abril.

Son estimaciones realizadas por el director Ejecutivo de Fedea y miembro del IAE-CSIC, Ángel de la Fuente, en un informe publicado este martes donde pronostica que el déficit alcanzará “los peores registros de nuestra historia moderna”, mientras que la gravedad de la contracción dependerá de la duración de la crisis sanitaria.

Para su estudio toma como punto de partida la caída del 5,2% intermensual registrada por la economía en el primer trimestre del año conforme a los datos publicados por el lnstituto Nacional de Estadística (INE) y extrapola linealmente otros indicadores conocidos como las cifras de evolución del desempleo.

Con esta metodología concluye que el PIB caería un 5% si la recuperación o retorno a la normalidad tardase apenas tres meses a contar desde el inicio del proceso de desconfinamiento en abril y se ampliaría al 18% de durar quince meses, mientras que el 9,2% proyectado por el Gobierno para 2020 lo ve compatible con una salida en seis meses.

En el mejor de los casos la contracción del 5% ya sería la peor desde, al menos, el año 1955 y bajo ese escenario el déficit se dispararía también por encima del 5%.

El shock afectará de manera directa en las cuentas de las administraciones públicas con una merma en los ingresos tributarios de entre 25.000 millones y más de 75.000 millones de euros, en función de que la vuelta a la normalidad para el conjunto de sectores industriales consumiese entre esos mismos tres y 15 meses.

En paralelo estima que el gasto se disparará por encima de los 24.100 millones sólo este año por los costes asociados a las prestaciones por desempleo y por cese de actividad en los negocios y podría superar los 60.000 millones en el mismo escenario de casi año y medio para el retorno a la situación pre-Covid-19.

A muy corto plazo, el experto ha depurado los datos sobre contabilidad nacional correspondientes al primer trimestre del año y estima que el shock inicial del Covid es “seis veces más grande de lo que podría parecer a primera vista en base a los datos trimestrales y supone caídas de actividad de más del 50% en varios sectores”.

La razón es que su impacto se produjo solamente en la última quincena de marzo y aun así hizo caer un 5,2% el PIB frente al trimestre previo en 2019 y retroceder un 4,1% en comparativa interanual.

Cuando pone la lupa sobre el comportamiento de los sectores exclusivamente en dicha quincena calcula que el sector servicios, que incluye comercio, transporte y hostelería, sufrió un colapso del 67% con las restricciones del estado de alarma; y en construcción se acercó al 52%.

La actividad del sector industrial se redujo un 16% en esa quincena estanco y apenas se contrajo un 8% en el sector financiero, de banca y seguros, mientras que en el sector que engloba la administración pública, educación y sanidad subió un 2% por los esfuerzos desplegados ante la emergencia sanitaria con la pandemia.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies