Ferrovial reduce sus pérdidas a 86 millones de euros hasta marzo gracias a su negocio de construcción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ferrovial registró unas pérdidas netas de 86 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una reducción del 29% respecto a los ‘números rojos’ de 111 millones de euros que se anotó en el mismo periodo del año anterior, con parte del negocio todavía afectado por la crisis sanitaria.

En concreto, la actividad que sigue recibiendo el mayor impacto de la pandemia es la de autopistas y aeropuertos, que han sido infraestructuras afectadas por las continuas restricciones a la movilidad en todo el mundo para frenar la expansión del coronavirus entre la población.

Así, el tráfico de su autopista en Canadá, la 407 ETR, sufrió un desplome de casi el 48% en el primer trimestre de 2021, mientras que las mismas restricciones en Reino Unido ocasionaron un hundimiento de casi el 90% en el aeropuerto londinense de Heathrow, que la española controla al 25%.

En consecuencia, las ventas de la división de autopistas se contrajeron un 9,5%, hasta los 101 millones de euros, también debido a los fuertes temporales de nieve en Estados Unidos, y las de aeropuertos se desplomaron un 72,2%.

Sobre esta última división, Ferrovial ha trasladado en la presentación de resultados su disconformidad con la decisión de la Autoridad de la Aviación Civil británica (CAA) de rechazar el aumento de tasas por 3.000 millones de euros que la compañía cree necesario en Heathrow para recuperar las pérdida que el aeropuerto arrastra desde el inicio de la pandemia.

“La CAA aprobó un ajuste en las tasas de 300 millones de libras. Este ajuste está por debajo del importe mínimo necesario para restaurar la amortización regulatoria, en línea con los principios de regulación del Reino Unido”, asegura la compañía, que recuerda que la CAA hará un análisis más completo sobre todas las cuestiones económicas y potenciales ajustes en el próximo acuerdo regulatorio.

FORTALEZA DEL NEGOCIO DE CONSTRUCCIÓN

De forma paralela al comportamiento que experimentó en 2020, el de construcción fue el negocio que mejor resistió al envite de la pandemia, descartando ningún impacto relevante tampoco en este primer trimestre del año, con las ventas de esta división incluso creciendo un 2,3% respecto al año pasado, hasta 1.231 millones de euros.

El 82% de la facturación de esta división correspondió al negocio internacional, teniendo Polonia y Estados Unidos un papel relevante, especialmente el comportamiento de su filial en este último país, Webber, y en Polonia, Budimex, que incrementó su resultado bruto de explotación (Ebitda) un 46%.

Respecto a la división de servicios, que Ferrovial mantiene como actividad de discontinuidad por su puesta en venta, por lo que no consolida en las cifras globales de resultados, también registró un comportamiento favorable, con una cifra de negocio un 7,2% superior.

Los ingresos totales de la compañía durante los tres primeros meses del año ascendieron a 1.365 millones de euros, un 4% inferiores –en términos comprables crecieron un 1,5%–, aunque el Ebitda del grupo que preside Rafael del Pino se disparó un 38%, hasta los 119 millones de euros.

En su cuenta de resultados trimestrales, la compañía defiende contar con “una sólida situación financiera apoyada en altos niveles de liquidez”, que alcanza los 7.554 millones de euros, y una
“sólida posición neta de caja” ex-infraestructuras de 1.914 millones de euros. La deuda neta consolidada aumentó un 8% en este periodo, hasta los 2.740 millones de euros.

MAYOR PRESENCIA DE MUJERES EN EL CONSEJO

Por otra parte, el consejo de administración ha aprobado el nombramiento de Alicia Reyes y de Hildegard Wortmann como nuevas consejeras, en sustitución de Joaquín del Pino, que dimite por “razones personales”, y de Santiago Fernández, que renuncia para contribuir a la “renovación del órgano”, aumentando así la presencia femenina en el consejo: cuatro sobre un total de 12 miembros.

Alicia Reyes ha sido consejera delegada de Wells Fargo Securities para Europa, Oriente Medio y África y ha trabajado en Deutsche Bank, Abengoa y Barclays. Actualmente es consejera independiente de Banco Sabadell y profesora invitada del Instituto de Finanzas y Tecnología en la Facultad de Ingeniería de la University College London (UCL).

Por su parte, Hildegard Wortmann es responsable de Ventas y Marketing de Audi y consejera no ejecutiva de Porsche. Comenzó su carrera profesional en la multinacional Unilever y, posteriormente, se incorporó a BMW, donde ha sido vicepresidenta ejecutiva de Gestión de Producto, vicepresidenta ejecutiva de Marca y consejera delegada para la región de Asia-Pacífico.