Firmafy ofrece robustas capas de seguridad que garantizan la validez jurídica de las firmas electrónicas

Gracias a la tecnología digital, hoy en día es posible hacer múltiples operaciones y trámites de manera online. Sin embargo, esto involucra ciertos riesgos asociados a la falsificación y el fraude. Por este motivo, es esencial usar una aplicación de firma electrónica absolutamente confiable.

En ese sentido, Firmafy representa una de las opciones más recomendables del mercado, ya que sus servicios y su software cumplen todos los requisitos exigidos por la normativa vigente sobre la protección de datos y firma electrónica avanzada.

De este modo, la aplicación desarrollada por esta empresa de Granada (España) permite la identificación inequívoca del firmante, dado que la herramienta está dotada de un conjunto de sistemas que garantizan la seguridad en varios niveles.

Código Seguro de Verificación

En primer lugar, Firmafy menciona que cada documento firmado con su aplicación incluye un Código Seguro de Verificación (CSV). Este permite la trazabilidad del archivo y garantiza que no haya sufrido alteraciones en el tiempo.

Una segunda barrera de seguridad está compuesta por un código de seguridad One Time Password (OTP). Esto quiere decir que antes de que el usuario firme de manera online, debe introducir un código que recibirá en su móvil y que es un dispositivo de plena confianza. Solo después de registrar correctamente esa contraseña podrá continuar con el paso de firmar.

Además, esta aplicación de firma electrónica recoge los datos biométricos del firmante, lo que permite su identificación mediante los datos de velocidad, aceleración, número y distancia de los trazos. Esto resulta de gran relevancia porque todas estas propiedades son propias y únicas para cada persona.

Auditoria del proceso

Firmafy agrega otros elementos de verificación para certificar completamente cada firma. En ese sentido, cada documento facilitado a todos los firmantes se acompaña de una auditoria del proceso de firma o documento probatorio, que garantiza la validez legal de la operación e incluye los datos de las partes participantes.

Asimismo, se aplica el sellado del tiempo que prueba la existencia del conjunto de datos que componen la firma, confirmando que se hizo en un momento exacto y que no se han producido modificaciones posteriores. De igual manera, Firmafy certifica cada documento para impedir el riesgo de que sean alterados.

Cifrado de datos

Por otra parte, cabe destacar que la aplicación de firma electrónica utiliza la encriptación de datos en toda su plataforma mediante claves de seguridad. Por lo tanto, nadie tiene acceso a la información, excepto si se trata de una orden judicial.

Igualmente, la compañía española explica que las conexiones con los usuarios se realizan mediante conexiones HTTPS que aseguran el cifrado de punto a punto, lo que evita que terceros puedan vulnerar las informaciones.

En definitiva, Firmafy ha desarrollado un software de alta calidad para ofrecer un servicio de firma electrónica confiable, seguro y adaptado a las disposiciones legales.