Francia multa a Google con 500 millones por el uso de contenidos de los medios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Autoridad de la Competencia de Francia ha impuesto una sanción de 500 millones de euros a Google después de considerar que el gigante estadounidense de las búsquedas no había respetado las medidas cautelares ordenadas en 2020 para negociar de buena fe con los editores de noticias un acuerdo para el pago de una compensación por el uso de contenidos.

Se trata del tercer revés para Google en el país galo, después de que en diciembre de 2020 la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades (CNIL), la autoridad francesa en materia de privacidad, sancionase con 100 millones de euros a la compañía y que el pasado mes de junio la propia Autoridad de Competencia multara a la estadounidense con 220 millones por abusar de su posición dominante en el mercado de servidores publicitarios para editores web y aplicaciones móviles.

“La sanción de 500 millones de euros se explica por la excepcional gravedad de los incumplimientos constatados y que el comportamiento de Google ha conseguido diferir aún más la buena aplicación de la ley de derechos afines”, ha señalado la presidenta de la Autoridad francesa, la presidenta de la Autoridad, Isabelle de Silva.

En este sentido, además, la Autoridad de la Competencia ordena a Google presentar a editores y agencias de prensa una propuesta de remuneración por el uso de contenidos protegidos en un plazo de dos meses, advirtiendo de la posibilidad de imponer a la multinacional una multa de hasta 900.000 euros por cada día de retraso.

En abril de 2020, la Autoridad de la Competencia de Francia requirió a Google negociar con los editores de prensa y con la agencia AFP un mecanismo para fijar la remuneración por la publicación de los contenidos de estos, después de la entrada en vigor, en octubre de 2019, de la ley francesa sobre los derechos afines.

De su lado, un portavoz de Google ha expresado la decepción de la multinacional con la resolución de la Autoridad francesa al considerar que no ha tenido en cuenta los esfuerzos de la compañía para alcanzar un acuerdo ni la realidad de cómo funcionan las noticias en la plataforma de Google.

“Estamos muy decepcionados con esta resolución; hemos actuado de buena fe durante todo el proceso. La sanción no tiene en cuenta ni nuestros esfuerzos por llegar a un acuerdo, ni la realidad de cómo funcionan las noticias en nuestras plataformas”, ha afirmado.

En este sentido, ha destacado que, hasta la fecha, “Google es la única empresa que ha anunciado acuerdos sobre derechos afines”, además de estar a punto de finalizar un acuerdo con la AFP que incluye un acuerdo de licencias global, así como el pago de derechos afines para sus publicaciones de prensa.