Garamendi rechaza un tipo mínimo en Sociedades: «Es demagógico decir que la gran empresa no paga»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado este viernes que sería un «error» implantar un tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades y ha calificado de «demagógico» decir que la gran empresa no paga impuestos, cuando en realidad paga bastante dinero.

Garamendi, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, ha subrayado que la CEOE apuesta por más bases imponibles y menos tipos y ha advertido de que el «gran gap» que tiene España respecto a Europa es la economía sumergida, que en España representa el 24% del PIB y en Europa, el 13%.

«Ahí es donde hay que centrarse porque las empresas ya están bastante tocadas y lo que tienen que hacer es consolidar la recuperación y el empleo. Esto de sacar más cuando no estás bien no es la solución», ha defendido.

El líder de la CEOE ha argumentado que las grandes empresas españolas son empresas tractoras de pequeñas y medianas y que lo debe hacerse es «cuidarlas entre algodones, porque hoy en día la deslocalización y la localización es relativamente fácil».

«Aquí no sobra nadie y me resulta demagógico decir que las grandes empresas no pagan. Si vemos las cantidades que pagan, aunque eso no se dice, es bastante dinero», ha apuntado.

REFORMA DE PENSIONES

Preguntado por el rechazo del PP y Vox a la reforma de pensiones que acordó su organización con el Gobierno y los sindicatos, Garamendi no ha querido entrar en temas políticos, aunque sí ha dejado claro que la CEOE apoyó que las pensiones se revalorizaran con el IPC porque la medida había sido respaldada por todos los grupos políticos, excepto por Vox, «que no dijo que no, sino se abstuvo».

«Nosotros no lo discutimos porque ya venía con el aval del Parlamento (…) Es legítimo que cada uno haga lo que tenga que hacer, pero voy a convocar a ciertos partidos para ver lo que opinan (sobre el reemplazo del factor de sostenibilidad), porque es un tema vital. El acuerdo (con los agentes sociales) costó, pero siempre nosotros seguimos las indicaciones de la mesa del Pacto de Toledo, que para eso está», ha subrayado.

El dirigente empresarial ha puesto en valor el diálogo social, del que ha dicho que es «la mejor infraestructura de un país porque trae paz social» y ha señalado que el último acuerdo para extender los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ha demostrado que «hablando se entiende la gente».

Garamendi espera que la prórroga de los ERTE hasta el 28 de febrero sea la última. «Las empresas van a tener que ir más lento de lo que pensábamos, pero están en recuperación. Yo creo y espero que en marzo tengamos que hablar de otras cosas», ha apuntado.