Garamendi: sin planes específicos “se van a ver caer muchas empresas”

Garamendi
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha alertado de que sin planes específicos para los sectores más vulnerables “se van a ver caer muchas empresas pequeñas”.

“No solo va a valer con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o los créditos ICO. Hay que ayudarlos de verdad”, ha apostillado el presidente de la patronal durante su intervención en el I Congreso Internacional Digital de Directivos, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Para Garamendi, España va a contar con “una gran oportunidad” con los fondos que vienen, pero se tiene que tener “muy presente” que hay sectores “muy afectados”, como la hostelería o el comercio, que son pequeñas empresas, que en su mayoría son empresas familiares.

El presidente de los empresarios ha hecho hincapié en lo necesario que es “no abandonar nada”, refiriéndose al sector turístico. Desde su punto de vista, existe un problema que se arreglará, “porque todo pasa y los turistas volverán”. “Hay que ayudarlo con todo lo que conlleva y todo lo que depende de ello”, ha añadido.

Asimismo, ha resaltado que es muy importante “ver y seguir viendo” cómo se convive con la pandemia, desde el punto de vista de las empresas, pero también con cómo se sostiene a la economía coyunturalmente para que esta arranque “de forma potente” cuando esto pase.

“Es cierto que nos enfrentamos a una serie de retos muy importantes”, ha apuntado, tras resaltar que España va a salir de la crisis más endeudado y con un déficit muy superior “al que venía arrastrando”.

FONDOS EUROPEOS

Garamendi ha insistido en la necesidad de que haya “ortodoxia económica”, porque el país “se está jugando mucho de aquí al futuro”. También ha apostillado que España tiene “una gran oportunidad con estos fondos europeos” y que el país está en un momento para hacer un “gran plan E que conlleve un gran cambio del país”. En esta línea, ha remarcado la importancia de la colaboración público y privada.

Por otro lado, ha pedido tener mucho cuidado con anunciar medidas como la derogación de la reforma laboral, que “en Europa no va a gustar mucho, y no solo en Europa, sino también a algunas empresas”. “No se pueden cambiar las reglas del juego a cada minuto. Necesitamos estabilidad y confianza”, ha dejado claro, tras remarcar que las empresas españolas “están más que preparadas para abordar el futuro”.

También sobre la reforma laboral, ha recordado que en el país se han hecho 40 reformas laborales y que los ERTEs existen porque hubo una reforma laboral. “En este momento el Estado lo que más pide es flexibilidad y gracias a esta reforma laboral la tenemos. No me preocupa hablar de mejora, pero derogación suena a negativo”, ha dicho.

Para el máximo representante de los empresarios, “no es el momento de hablar de reforma laboral”. No obstante, ha resaltado que Europa sí que está planteando que España debe ir hacia una menor dualidad del empleo. “Esto debería ser un objetivo que la clase empresarial debería comerse en serio. ¿Qué tenemos que hacer para que haya menos contratos temporales y más indefinidos?”, ha cuestionado.