Getnet comienza este lunes a cotizar en la Bolsa brasileña

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Getnet Brasil, el negocio de pagos en comercios de Banco Santander, comenzará a cotizar en la Bolsa de Brasil este lunes y en la de Nueva York el viernes.

Como ya anunció el Santander, la compañía debutará este lunes, 18 de octubre, en el mercado de valores B3 de Sao Paulo y, seguidamente, cotizará de forma regular en el Nasdaq de Nueva York el 22 de octubre.

La escisión de Getnet Brasil, que hasta ahora pertenecía en su totalidad a Santander Brasil, forma parte de los planes de Santander de crear un negocio global de pagos en comercios bajo la marca Getnet y dentro de PagoNxt, la fintech que aglutina los negocios de pagos más disruptivos del grupo.

Según afirmó Santander cuando anunció la operación a principios de octubre, la creación de una franquicia global para Getnet Brasil «ofrecerá ventajas a sus accionistas» y le permitirá alcanzar «todo su potencial dentro de una plataforma global».

«Getnet Brasil formará parte de una plataforma global que combinará funcionalidades clave, así como productos, servicios de valor añadido y una plataforma que cuenta con la más avanzada tecnología», señaló el consejero delegado de Getnet Brasil, Pedro Coutinho.

De su lado, el consejero delegado de PagoNxt, Javier San Félix, aseguró que, al integrar Getnet Brasil con el resto de sus negocios de pagos se pone en valor la escala del grupo, se mejoran los servicios a los clientes y se ofrece mayor valor a los accionistas.

Getnet es la tercera plataforma de pagos y la primera en comercio electrónico de Brasil por cuota de mercado, que se ha duplicado en los últimos cinco años.

Santander quiere expandir Getnet en Latinoamérica y Europa a corto plazo, además de en Estados Unidos y Reino Unido. La franquicia Getnet ya cuenta con más de 1,2 millones de clientes en Brasil, México, Argentina, Chile, Uruguay y Europa, donde ha acelerado su expansión tras la adquisición de los activos tecnológicos de Wirecard para dar servicio en más de 30 países.