Goirigolzarri, responsable de la Secretaría del Consejo, Auditoría, Comunicación y Relaciones Institucionales y Gortázar del resto de unidades y negocio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, será el presidente ejecutivo del grupo que nazca de la fusión con Caixabank, con responsabilidad directa sobre las áreas de Secretaría del Consejo, Comunicación Externa, Relaciones Institucionales y Auditoría Interna; mientras que el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, será el primer ejecutivo y llevará las riendas del negocio, reportando de forma directa al Consejo de Administración.

Gortázar tendrá bajo su responsabilidad, en la práctica, todas las áreas que no dependan de Goirigolzarri y presidirá además el Comité de Dirección, según han detallado este viernes los bancos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El nuevo banco se creará en un proceso de absorción de Bankia por parte de Caixabank donde el canje accionarial se ha fijado en 0,6845 acciones del banco de origen catalán por cada título de Bankia, lo que comporta una prima del 20% frente a la cotización de Bankia antes de anunciar que estaban en conversaciones para una fusión.

Con ese canje, la Fundación ‘La Caixa’, que actualmente controla un 40% de Caixabank, mantendrá alrededor del 30% del capital del nuevo grupo en propiedad y el Estado un 16% frente al 61,81% que controla hoy día en Bankia a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Su posición se ha reflejado en el futuro Consejo de Administración, que se encontrará compuesto por 15 miembros, el 60% independientes y un 33% mujeres. El Frob contará con uno de los sillones en nombre de su participación en el holding BFA, propiedad íntegra del Estado y a través de la que controla el 61,81% en Bankia, y la Fundación “La Caixa”, con otros dos consejeros directos a través de su holding CriteriaCaixa.

El máximo órgano de administración contará en concreto con dos vocales ejecutivos: el presidente Goirigolzarri y el consejero delegado Gonzalo Gortázar, junto a un ‘externo”, cargo que ejercerá el presidente no ejecutivo de la filial lusa de Caixabank BPI, Fernando María Costa Duarte Ulrich. La Fundación ‘La Caixa’ estará representada por Tomás Muniesa Arantegui y José Serna Masiá, en calidad de consejeros dominicales.

Además ,Caixabank incorpora como independientes a sus ya consejeros independientes en el banco María Verónica Fisas Vergés, Cristina Garmendia Mendizábal, María Amparo Moraleda Martínez, Eduardo Javier Sanchiz Irazu, John Shepard Reed y Koro Usarraga Unsain. Bankia incorpora por su parte a sus consejeros independientes Joaquín Ayuso García, Francisco Javier Campo García y Eva Castillo Sanz.

“Con esta operación conformamos la primera franquicia española en un momento en el que es más necesario que nunca crear entidades con tamaño crítico, contribuyendo así a apoyar las necesidades de familias y empresas, y a reforzar la solidez del sistema financiero”, indicó en un comunicado José Ignacio Goirigolzarri y subrayó que la nueva entidad “continuará desarrollando las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

Por su parte, Gonzalo Gortázar explicó que la fusión “permitirá afrontar los desafíos de los próximos 10 años con mayor escala, fortaleza financiera y rentabilidad”. Según el ejecutivo, esa situación “redundará en mayor valor para nuestros accionistas, en más oportunidades para nuestros empleados, en un mejor servicio a nuestros clientes y en una mayor capacidad para apoyar la recuperación económica en España”.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies