Gortázar: “Las condiciones externas hacen aún más necesaria la integración” con Bankia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que “las condiciones externas hacen aún más necesaria la integración” con Bankia que en el momento en el que se anunció la operación, el pasado mes de septiembre, y que es el movimiento “correcto”.

El directivo ha explicado este viernes durante la rueda de prensa de presentación de los resultados de la entidad en 2020 que la fusión supone “un reto singular” para 2021.

Por su parte, el presidente de la entidad, Jordi Gual, ha destacado que “Bankia es una oportunidad para desplegar modelos de negocios digitales a una mayor base de clientes y aprovechar economías de red”.

Para Gortázar, los trabajos conjuntos de preparación que se están llevando a cabo hacen ver que pueden “ser parte del mismo proyecto, con una cultura afín”, y que entran en el momento adecuado en este proyecto.

Ha subrayado que espera “un gran esfuerzo para hacer esta integración, que sea modélica, que los clientes se beneficien y que deje un horizonte mucho más despejado para 2020 y los años siguientes”.

“CLAVE” PARA CAIXABANK

Gortázar ha apuntado que la integración entre las dos entidades “será clave para Caixabank” durante 2021 y ha resaltado la importancia de hacer una buena integración de las personas para asegurar no perder fuerza comercial.

El consejero delegado ha añadido que los trabajos de fusión continúan a pesar ser una operación muy grande y con una gran complejidad: “Creo que avanzamos muy rápido”.

Además, ha hecho hincapié en que el calendario de la fusión depende de las autorizaciones del supervisor bancario, de competencia y del Ministerio, que son quienes “marcan el ritmo”.

“El análisis que está haciendo Competencia es más complicado que en operaciones previas donde el tamaño de la entidad absorbida era menor”, ha explicado Gortázar, que ha añadido que el proceso está en un compás de espera mientras las autoridades dan el visto bueno a la operación.

Gortázar ha descartado taxativamente nuevas fusiones en el futuro ya que, tras la integración con Bankia, “el tamaño y la potencialidad serán más que suficientes”, aunque sí que ha apuntado que hay espacio para más consolidación en el mercado financiero español.

Sin entrar a valorar posibles operaciones concretas, ha apuntado que “la consolidación es la respuesta lógica en España, Portugal y otros países europeos”.

Además, ha pronosticado que “habrá más” fusiones en el futuro ante un entorno que presiona con fuerza, con el dinero con tipos de interés negativos y los cambios que vive el sector bancario.

NEGOCIACIONES

El consejero delegado de CaixaBank ha explicado que los trabajos de integración aún no han entrado a valorar posibles ajustes de plantilla o de sedes de la entidad, pero ha apuntado que una vez se complete la fusión empezarán “un periodo de negociaciones con los representantes de los trabajadores”.

Estas negociaciones afectarán de igual modo a los empleados de los servicios centrales y a los de las sucursales de ambas entidades, ya que se hará “un planteamiento único” para toda la plantilla.

Asimismo, el directivo ha apuntado que aún no se ha trabajado en “temas como la definición de la organización” y que las posiciones directivas no están definidas.

MUNICIPIOS

La integración con Bankia permitirá a CaixaBank “no tener que abandonar poblaciones” gracias al ahorro de costes que va a suponer, ha afirmado Gortázar.

El directivo ha recalcado que la operación permitirá a la entidad resultante ofrecer más servicios y mejores condiciones, ya que no ve necesario “que se impongan restricciones” por parte de Competencia.