Gremisa asistencia: Prevenir antes de curar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

Gremisa asistencia: Prevenir antes de curar

Desde que empezó la crisis del coronavirus, Gremisa ha incorporado mascarillas, ropas y guantes de protección en todos sus operarios

De todo ello habla José María Amoedo, Ceo en Gremisa Asistencia:

Aunque la naturaleza de la actividad de Gremisa Asistencia está incluida como baja probabilidad de exposición. Realizar cientos de intervenciones semanales y con un contacto bastante cercano, impone una importante protección propia y del asegurado.

Con estas medidas de protección, se garantiza que se defienda adecuadamente al operario de aquellos riesgos para su salud. Estableciendo protocolos de seguridad para antes, durante y después de cada intervención.

Hay que tener en cuenta, que Gremisa dispone de oficinas en Zaragoza, Huesca, Teruel, Tarragona, Soria, Baleares, Santander, León, Lérida y Castellón con más o menos incidencia de la infección según la provincia. Es por ello, que esta protección va más allá de la de los operarios e incluye al resto de las personas susceptibles del contacto directo o indirecto con ellos. Se debe seguir atendiendo las filtraciones, roturas, incendios y daños en viviendas ocasionados, así como en comunidades ó comercios.

Los equipos de protección individualizados, contienen mascarillas para protección respiratoria, guantes de tipo desechable para evitar contactos directos a través de saludos de mano y en el caso de servicios en viviendas, comunidades ó comercios, donde alguna persona presente síntomas, incluye ropa de protección contra salpicaduras de fluidos ó secreciones.

También, se han reforzado las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición.

La higiene en las manos es la medida principal de prevención, para lo cual se habilita de raciones individualizadas de gel desinfectante de manos Hidroalcohólico antivirus y aunque las manos estén visiblemente limpias, se recomienda en la medida de lo posible realizar los trabajos de reparación con guantes. También Intentar comunicarse con mascarilla. Y si se puede hablar a algo más de dos metros entre los interlocutores.

Con estas medidas, que son cuando menos extrañas en los equipos de trabajo, se contribuiye a evitar contagios, a tranquilizar a los asegurados y a garantizar esa primera barrera de protección.

htpp://www.gremisa.com

Fuente Comunicae

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies