Grupo Antolin pierde 144 millones en 2020, pero vuelve a beneficios en el cuarto trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El fabricante de componentes para vehículos Grupo Antolin registró unas pérdidas netas de 143,9 millones de euros en 2020, en comparación con los 0,5 millones de euros que ganó en 2019, a pesar de que volvió a beneficios en el cuarto trimestre, cuando obtuvo unas ganancias de casi 23 millones, reduciendo sus pérdidas anuales.

Tal como ha indicado la empresa, la firma demostró durante el año pasado su “fortaleza y resiliencia”, además de su capacidad de gestión y su adaptación para hacer frente al impacto que la crisis del coronavirus tuvo en toda la industria automovilística.

De esta manera, los resultados de la compañía española se recuperaron progresivamente durante la segunda mitad del ejercicio pasado, hasta cerrar los últimos meses al mismo nivel que el ejercicio precedente.

Antolin facturó 3.975 millones de euros en todo el 2020, lo que supone un 23,7% menos que los 5.214 millones que ingresó en el año precedente. Además, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo un 37%, hasta los 272 millones de euros.

“En un año tan desafiante, el equipo de Antolin demostró su capacidad de trabajo, esfuerzo y compromiso para sobreponerse a la disrupción del mercado y mantener la actividad, mientras, al mismo tiempo, se continuaban construyendo los pilares de nuestro futuro”, ha subrayado el presidente de la compañía, Ernesto Antolin.

Entre otras cifras, al cierre de 2020 la empresa contaba con 402 millones de caja, cantidad que le permitirá la flexibilidad necesaria para afrontar cualquier alteración futuro de la demanda. Asimismo, la deuda financiera neta disminuyó un 85 millones, hasta cerca de 800 millones de euros.

PREVISIONES

Pese a la debilidad de algunos mercados en el inicio de 2021, Grupo Antolin se ha mostrado “optimista” ante la evolución de las ventas de automóviles este año, que recuperarán parte de la pérdida sufrida el pasado ejercicio. Por ello, la empresa española prevé una mejora “sustancial” de sus resultados, con un crecimiento “sólido” de los ingresos en todos los mercados, especialmente en China, así como de sus márgenes.

“Antolin quiere ser un actor fundamental en la nueva movilidad sostenible desde el interior del vehículo. Ante toda la tecnología que está llegando al automóvil, queremos ser el gran desarrollador de algunos de los sistemas que cambiarán por completo la fisionomía del interior del vehículo tal y como lo conocemos ahora, convirtiéndolo en un espacio más inteligente, seguro, tecnológico y sostenible”, ha añadido Ernesto Antolin.

En este sentido, la firma ha destacado que, pese a la crisis, ha continuado avanzando en la ejecución de su estrategia, que persigue transformar su negocio. Por ello, entre otros elementos, creó la Unidad de Negocio de Sistemas Electrónicos, que ha permitido mejorar las capacidades en ingeniería avanzada con el objetivo de ofrecer una completa gama de unidades de control electrónico que gestionen las distintas funciones de los componentes del interior del vehículo.