GRUPO LINKA ofrece escritorios virtuales cloud para mejorar la productividad del teletrabajo

Debido al auge del trabajo a distancia y la descentralización de las funciones, los escritorios virtuales cloud han ganado protagonismo. Dicha tecnología se apoya en la nube para crear escritorios Windows totalmente iguales a los de un ordenador de sobremesa o un portátil, con los que se puede trabajar.

Como explica GRUPO LINKA, la finalidad de esta tecnología es que las personas puedan disponer de un equipo empresarial y acceso a los datos de la compañía sin trabajar en sus equipos personales. Estos escritorios virtuales o VDI son muy rápidos y están optimizados para que las empresas puedan proporcionárselos a nuevos empleados al momento, mientras que un ordenador tradicional tarda en configurarse a veces hasta días.

El fundamento de los escritorios virtuales

Un escritorio virtual no es más que un Windows en la nube al que los usuarios acceden para trabajar como si estuvieran en su ordenador; no hay prácticamente diferencia. Da igual que el ordenador de su casa o de la oficina sea antiguo, viejo y lento, ya que solo se utiliza para conectar con el VDI y, a partir de ahí, se emplea el escritorio en la nube. Todo esto se puede operar desde cualquier dispositivo electrónico, incluyendo una tablet o un teléfono móvil.

Ventajas de los escritorios virtuales

Como proveedores de este tipo de servicios de Virtual Desktop Infrastructure (VDI), el equipo de GRUPO LINKA ha podido dimensionar muchas ventajas en la ejecución de los escritorios virtuales. Por eso, muchas empresas están optando por esta alternativa a la hora de organizar sus departamentos de trabajo. Uno de los beneficios más importantes tiene que ver con la seguridad informática. La tecnología cloud permite la gestión segura de la información, sin los riesgos de hardware que conllevan las plataformas físicas.

GRUPO LINKA destaca que, al contratar este tipo de servicios, la empresa solo paga por los escritorios que usa. Se puede ajustar el número de estaciones de trabajo virtuales cuando se considere conveniente.

La tecnología se puede adaptar a los equipos informáticos que tiene la empresa, por lo que no se necesita adquirir ordenadores nuevos obligatoriamente. Los equipos del cliente se pueden conectar a estos escritorios virtuales o VDI, gracias a lo cual los problemas informáticos pueden reducirse hasta en un 95 %. GRUPO LINKA afirma que los escritorios virtuales en la nube tienen siempre un hardware potente que actualiza para las empresas. Esto se traduce en mayor productividad y más rentabilidad para la compañía que adopta el sistema.