Hilos tensores: adiós a la flacidez facial gracias a la Clínica Fercasy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuando el rostro pierde tonicidad con el paso del tiempo, es posible redibujarlo eliminando la flacidez con la colocación de hilos tensores. La técnica, en manos de los mejores médicos especialistas en estética como los de la Clínica Fercasy, en Madrid, resulta excelente para rejuvenecer el rostro conservando la naturalidad.

Fundado por la doctora Raquel Fernández de Castro, este centro se ha ganado un sitio de honor en el área de la medicina estética española, gracias a la profesionalidad con la que abordan cada caso, asesorando sobre las mejores opciones para mantener un aspecto juvenil sin alterar la fisionomía del paciente.

En la página web de la clínica, los usuarios pueden conocer los diferentes tratamientos corporales y faciales, además de solicitar una primera consulta gratis.

Entre los tratamientos para rejuvenecer el rostro y el cuello, destaca la colocación de los hilos tensores para rejuvenecer el óvalo facial sin tener que recurrir a una cirugía.

“Los hilos tensores –comenta la doctora Fercasy desde la página web de su clínica- corrigen al momento el óvalo facial, surco de marioneta, perfil, área mandibular, cuello y cola de la ceja, para prevenir y mejorar la flacidez”.

El resultado en este tipo de tratamiento es muy natural, además de su potente acción tensora, también tiene un efecto regenerador gradual de la piel. Es decir, durante las semanas posteriores al tratamiento, el rostro va generando su propio colágeno entorno al hilo y esto conlleva un aumento de la densidad cutánea, combatiendo así la flacidez facial con un resultado muy natural.

¿En qué consiste la técnica de los hilos tensores?

Mediante anestesia local, los hilos tensores, un material reabsorbible de uso en cirugías, se implanta en las capas más profundas de la piel por medio de agujas para generar el efecto lifting. Entrecruzados, los hilos van recogiendo el tejido flácido hasta dibujar un renovado aspecto facial.

Con un efecto que dura de 12 a 18 meses, esta técnica ha llegado para quedarse en el área de la medicina estética, al ser un tratamiento que levanta la piel sin generar exceso de volumen en las facciones, por lo que la naturalidad de los resultados está garantizada.

Aunque los efectos de los hilos tensores se ven inmediatamente después de haber sido aplicado el tratamiento, el mejor punto estético se alcanza en los siguientes dos o tres meses.

Otros tratamientos disponibles en la Clínica Fercasy

Con ocho años de experiencia profesional en constante formación y premios nacionales a su clínica como centro estético líder en el país, la doctora Fercasy ofrece además otros tratamientos que complementan perfectamente la colocación de los hilos tensores, como la aplicación de bótox, plasma rico en plaquetas y muchos más.

Cada paciente atendido en la Clínica Fercasy es un testimonio de atención esmerada, talento profesional y la más avanzada tecnología para que la edad cronológica no importe a la hora de verse y sentirse joven.