Ibercaja obtiene un beneficio de 54,5 millones en el primer trimestre de 2021, un 61% más

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ibercaja ha obtenido un beneficio de 54,5 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 61% superior al del mismo periodo del año anterior, según ha informado este jueves la entidad, que ha precisado que las dotaciones de provisiones en este trimestre suman 33,9 millones, un 32,6% menos respecto al primer trimestre de 2020, en el que se realizó un apunte extraordinario de 34 millones de euros para hacer frente a los posibles efectos adversos que pudieran derivarse de la crisis provocada por la pandemia.

La actividad comercial llevada a cabo en el primer trimestre del año ha permitido al Banco aumentar hasta los 66.391 millones de euros sus recursos de clientes, un 1,5% más que a final de 2020, un nuevo nivel récord histórico.

Ibercaja ha mantenido la solidez financiera de su balance, con el ratio de capital CET1 Fully Loaded en el 12,6%, una elevada posición de liquidez, 13.950 millones de euros, y una cobertura de los activos problemáticos del 64,1%.

La tasa de morosidad de la entidad ha seguido disminuyendo hasta el 3,0%, 21 puntos básicos menos que a final de año, ampliando así su diferencial positivo frente a la media del sector hasta 150 puntos básicos, con la última información disponible correspondiente al cierre de febrero.

Además, el Banco presentaba el 14 de abril de abril su nuevo Plan Estratégico Desafío 2023 configurado para crecer en banca personal, banca de empresas y seguros, con el objetivo de reforzar su proyecto propio e independiente.

GESTIÓN DE ACTIVOS Y FINANCIACIÓN A PYMES

El repunte de los recursos de clientes del 1,5% en este trimestre, 981 millones de euros, se ha debido al excelente comportamiento de los activos bajo gestión y los seguros de vida, según han resaltado desde la entidad. Este epígrafe ha crecido el 4,2%, 1.221 millones de euros que, en términos interanuales, supone un incremento del 16,4% (4.301 millones de euros), han informado desde Ibercaja.

El peso de la gestión de activos y seguros de vida sobre el total de recursos se ha elevado al 46%, situándose de nuevo en los niveles previos a la pandemia.

El volumen gestionado en fondos de inversión asciende a 16.202 millones de euros, 953 más que a final de 2020 (+6,3%) y 3.181 millones de euros por encima de final de marzo del pasado (+24,4%).

Las aportaciones netas han sido de 685 millones de euros, un 131,4% superiores a las del primer trimestre de 2020 y un 72,6% más que las registradas en los tres últimos meses de dicho ejercicio, resultando Ibercaja el cuarto grupo bancario en España por captaciones en fondos de inversión entre enero y marzo. La cuota de mercado ha aumentado por décimo trimestre consecutivo, alcanzando, a final de marzo, el 5,6%.

Se ha ampliado en estos tres meses la oferta de fondos de inversión, con dos nuevos fondos de inversión ASG y dos fondos destinados a optimizar la rentabilidad de las posiciones excedentarias estables de liquidez de las empresas.

Los planes de pensiones también han registrado un destacado comportamiento en el periodo analizado. Los planes de pensiones individuales han experimentado un incremento de un 23,4% interanual (541 millones de euros) del saldo gestionado, hasta los 2.859 millones de euros y han avanzado 19 puntos básicos su cuota
sectorial, situándose en el 3,4%.

El volumen en gestión de los planes de empleo, por su parte, ha aumentado en 421 millones de euros respecto al de 31 de marzo de 2020
(+10,7%), lo que le ha llevado también a incrementar su participación en el sector en 15 puntos básicos, hasta el 12%.

El dinamismo comercial del trimestre ha hecho aumentar la nueva producción de primas de los seguros de riesgo, de vida y no vida en un 41,1% respecto al mismo trimestre del pasado año, hasta los 17 millones de euros. En el caso de los seguros de vida riesgo, la comercialización de nuevas primas se ha incrementado un 49,6% interanual, mientras que la contratación de seguros de no vida, por su parte, crece un 40,0% interanual.

Igualmente, la actividad crediticia ha experimentado un comportamiento destacado en estos tres meses, con 1.376 millones de euros de nuevas formalizaciones, un 29,9% por encima del mismo periodo del año anterior, impulsado principalmente por las formalizaciones de financiación a empresas no inmobiliarias, que avanzan un 34,1% interanual.

Además, este impulso a la actividad crediticia con las empresas se ha visto reflejado en el saldo de crédito a este segmento, que ha aumentado un 6,9% o 520 millones de euros desde el 31 de diciembre.

La entidad, en el marco de su apuesta por el segmento de banca de empresas, ha reestructurado su organización a principios del mes de enero, creando una nueva área de Banca de Empresas, que trabaja en la configuración de una propuesta diferencial de valor para este segmento y en la mayor especialización del servicio.

La respuesta que el Banco está dando sus clientes, en particular a las pymes, atendiendo sus necesidades de liquidez al inicio de la pandemia y posteriormente de recuperación de su actividad, ha propiciado un considerable incremento de la actividad crediticia destinada a este segmento. Se han formalizado 167 millones de euros en operaciones de las Líneas ICO Covid en el primer trimestre de 2021.

En total, desde el comienzo de la crisis, la entidad ha concedido 1.997 millones de euros de este tipo de operaciones con aval parcial del Estado a través del ICO, de los que 125 millones se han concedido bajo la modalidad ICO Inversión. Asimismo, el 81% del importe formalizado en estas líneas ICO se ha destinado a autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Por otro lado, el saldo de las moratorias vivas concedidas para aliviar la situación de los clientes más vulnerables desde el inicio de la pandemia se ha reducido en un 53,6%, situándose a final de marzo en 354,6 millones de euros.

Las operaciones realizadas a través de la banca digital ya representan el 74,6% del total de las operaciones del Banco. El número de clientes digitales ha crecido un 10,4% interanual hasta alcanzar los 846.000 a 31 de marzo, gracias al incremento de usuarios de la app móvil (+24,5%) y de Ibercaja Pay (+146,4%). El 54,6% de los clientes ha utilizado los activos digitales del Banco en el primer trimestre del año.

TIPOS DE INTERÉS

Los tipos de interés siguen condicionando los ingresos recurrentes
El margen de intereses se sitúa en 122,7 millones de euros, un 8,2% inferior al del mismo periodo de 2020, condicionado, nuevamente, por el impacto de los tipos de interés negativos en el rendimiento de la cartera de crédito.

Las comisiones totales ascienden a 97,8 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 3,3%. Las comisiones no bancarias han mejorado un 16,4% interanual, 9,2 millones, gracias sobre todo a la positiva evolución del volumen de activos bajo gestión y seguros experimentado en el último año.

En conjunto, los ingresos recurrentes, como suma de ambas rúbricas (margen de intereses y comisiones), han sido de 220,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,4% sobre los tres primeros meses de 2020. La entidad espera un comportamiento plano de los ingresos anuales en 2021 gracias a la recuperación de la actividad prevista.

Los resultados por operaciones financieras (ROF) aportan 34,7 millones entre enero y marzo de 2021. Los gastos totales se han elevado un 5,6% entre enero y marzo. A partir del segundo trimestre, comenzarán a producirse las 750 salidas previstas en el ERE acordado por la entidad con una mayoría de la representación de los trabajadores, con el consiguiente impacto en la base de costes operativos.

El beneficio antes de saneamientos aumenta un 12,6% interanual o 12,8 millones de euros gracias al crecimiento del margen bruto registrado en el periodo, un 8,5%.