IbericaDron y su amplia oferta de paracaídas para drones

Según datos de ENAIRE, la entidad pública que gestiona la navegación aérea en el país, en 2019 se hicieron 536 operaciones con drones en espacio controlado. En comparación, para 2021 la cifra ya había aumentado a 5.546. El uso de drones en España está creciendo a niveles exponenciales.

El auge de los dispositivos remotos ha hecho que cada vez más personas se informen sobre los requisitos para volarlos en zonas urbanas. En este sentido, una de las exigencias es contar con sistemas de limitación de energía de impacto, siendo los paracaídas para drones los más recomendados. Estos productos solo son vendidos por empresas especializadas, como es el caso de IbericaDron.

¿Por qué es necesario comprar un paracaídas para drones?

La normativa más reciente en España que regula el uso de drones por parte de civiles es el Real Decreto 1036, el cual fue difundido en diciembre del año 2017 actualmente renovada por el Reglamento 947/2019. Este mandato del Ejecutivo aplica para todas las aeronaves pilotadas por control remoto que no tienen tripulación, independientemente del tamaño.

Aunque se trata de una legislación más explicativa y menos estricta que su antecesora de 2014, sigue ordenando que los dispositivos cuenten con equipo apropiado de vuelo y elementos de seguridad.

A raíz de lo mencionado, la inclusión de paracaídas se ha convertido en una obligación para volar drones en las ciudades de España. El objetivo es reducir el riesgo de impacto contra edificaciones y personas, ya que la fuerza con la que caen estos dispositivos puede provocar daños.

¿Cómo encontrar el paracaídas adecuado para un dron específico?

Los paracaídas se fijan a los drones mediante una correa y su activación depende del modelo escogido. Algunos se activan de manera automática cuando el dispositivo empieza a inclinarse con rapidez de manera horizontal o a precipitarse hacia el suelo en vertical. Sin embargo, la mayoría es manual, por lo que se despliegan cuando el piloto oprime un pulsador de muñeca. Este último incluye una batería y debe ser cargada mediante tecnología USB

El reto de los compradores es encontrar un paracaídas que se adapte a su dron. Algunas marcas populares de aeronaves son DJI y Yuneec, que ofrecen los modelos Mavic, Phantom y Typhoon. Todas requieren sistemas de seguridad específicos. Por ese motivo, los usuarios acuden a IbericaDron, una de las primeras empresas de España en contar con paracaídas para drones. El catálogo de la tienda incluye ejemplares para cada uno de los productos mencionados.

Incorporar paracaídas a los drones es un acto de responsabilidad en el mundo moderno. Gracias a la rapidez de despliegue, que suele ser menor a 1 segundo, estos sistemas de amortiguación representan una alternativa segura y reutilizable.