Indra gana un concurso de 100 millones de euros para equipar con radares a 38 Eurofighters del ejército alemán

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La compañía española Indra ha cerrado contratos por 100 millones de euros para equipar los 38 Eurofighter que el Ministerio de Defensa alemán ha adquirido dentro del programa Quádriga con los sistemas de última generación que garantizarán la superioridad de la aeronave en las próximas décadas.

La firma desarrollará y producirá, en consorcio con el proveedor alemán de sensores Hensoldt, el nuevo radar de barrido electrónico ESCAN Mk1, un sistema que aportará capacidad multifunción para seguir varios blancos a corta distancia al tiempo que escanea simultáneamente el espacio aéreo a cientos de kilómetros en busca de posibles amenazas. Este radar es el sensor que aportará a la aeronave el dominio en el combate aire-aire y aire-tierra.

Adicionalmente, y como miembro del consorcio EuroDASS, proveerá el subsistema de protección DASS. Este elemento alerta al piloto en caso de detección de amenazas contra la aeronave y activa contramedidas de diferente naturaleza, interfiriendo y engañando a los sistemas electrónicos del enemigo.

Los contratos del programa Quádriga contemplan además el suministro e integración de hasta 14 equipos adicionales de aviónica de los diferentes subsistemas más importantes de la plataforma (como son los sistemas de comunicaciones y supervivencia de la cabina, monitorización de los consumibles y gestión de la salud de la plataforma).

Indra ha trabajado en el desarrollo, producción y sostenimiento de sistemas para el Eurofighter desde las etapas más tempranas del programa. La compañía ha ido incrementando progresivamente su participación y obteniendo el reconocimiento de sus socios hasta convertirse en una de las empresas con más participación en el mayor programa europeo de defensa hasta la fecha.

“Hemos contribuido a dotar a esta aeronave de capacidades que la sitúan a la altura de los aviones más avanzados del mundo. Como ejemplo, el Eurofighter ha protegido recientemente el espacio aéreo de los países bálticos, demostrando una clara superioridad tecnológica”, han apuntado desde Indra.

Con la adquisición de una nueva remesa de aeronaves para la Luftwaffe, la aeronave se prepara para prestar servicio hasta 2060. La participación de Indra en la evolución del Eurofighter se suma a su papel de coordinador español del programa de desarrollo del Sistema de Combate Aéreo del Futuro NGWS/FCAS, en el que es además líder internacional del pilar de sensores y líder nacional de otros tres pilares.