Ingeteam pone en funcionamiento en Cáceres la primera planta fotovoltaica con baterías a gran escala de España

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Ingeteam ha puesto en funcionamiento la primera planta fotovoltaica con baterías a gran escala en España, desarrollada dentro del complejo fotovoltaico Campo Arañuelo, implementado por Iberdrola en la comarca extremeña de Almaraz (Cáceres).

La planta solar es, además, el primer proyecto español en el que la firma vasca ha instalado un nuevo convertidor que permite instalar las baterías de manera distribuida dentro de la planta fotovoltaica.

El proyecto fotovoltaica Arañuelo III, de 40 megavatios (MW) es la primera de estas características que incorpora un sistema de almacenamiento de baterías de 3MW/9MWh. El complejo fotovoltaico Campo Arañuelo está formado por las plantas solares Arañuelo I, II y III, que suman entre las tres una potencia instalada de 143 MW, según ha informado Ingeteam.

Precisamente, ha sido el grupo vasco el socio tecnológico elegido por Iberdrola para equipar el complejo solar Campo Arañuelo. En el caso de las plantas Arañuelo I y II, el suministro ha sido el habitual en una planta fotovoltaica: inversores fotovoltaicos, centros de transformación, sistema de control de planta PPC (power plant controller, por sus siglas en inglés) y puesta en marcha.

La novedad del proyecto está en Arañuelo III, ya que, además de todo lo anterior, para esta planta Ingeteam ha llevado a cabo un suministro llave en mano en lo que respecta al sistema de almacenamiento.

De esta forma, el grupo ha suministrado las baterías de ion-litio, la integración de las baterías en contenedores de 45 pies, los convertidores, el sistema de monitorización Scada, la obra civil, el montaje en campo del sistema de almacenamiento y su posterior puesta en marcha.

Además, Ingeteam se ha hecho cargo también del suministro del sistema digital de protección y control de la subestación de Arañuelo III. El alcance incluye sistemas que se encargan de controlar y proteger la línea de evacuación de energía de la planta, el transformador elevador 30/132kV, los circuitos colectores y el circuito de conexión del sistema de almacenamiento, dotando al centro de control de renovables CORE de información y acceso en tiempo real a cualquiera de los elementos.

CONVERTIDOR DE BATERÍAS

Además de ser la primera planta solar a gran escala en incorporar baterías en España, este proyecto cuenta con una novedad adicional, y es que el sistema de almacenamiento en baterías ha sido incluido dentro de la planta fotovoltaica de manera distribuida y siguiendo una configuración ‘DC-Coupling’ o acoplamiento en corriente continua.

En esta modalidad, las baterías se instalan en el interior del campo solar y los convertidores de baterías comparten la conexión de corriente continua con los inversores fotovoltaicos, lo cual tiene como principales ventajas técnicas:

Posibilidad de aprovechar la potencia extra de los paneles fotovoltaicos que no se aprovecha en las horas de máxima producción (‘Clipping Recapture’).

Permite minimizar las pérdidas al cargar las baterías desde el campo fotovoltaico puesto que la conexión entre los paneles y las baterías pasa solo a través del convertidor DC/DC. La descarga es también más eficiente, ya que se ahorra un transformador de potencia frente a la solución conectada en AC.

Esta técnica de hibridar la generación fotovoltaica con el almacenamiento de energía en baterías ha sido posible gracias al desarrollo por parte de Ingeteam de un nuevo convertidor de baterías: el Ingecon Sun Storage Power serie DC-DC.

Este convertidor funciona acoplado a la entrada de corriente continua de un inversor fotovoltaico, obteniéndose así en la práctica un inversor central híbrido con conexión directa tanto a paneles fotovoltaicos como a baterías, y con una única salida en corriente alterna para conectar al transformador BT/MT.

El complejo Campo Arañuelo genera ya energía limpia para abastecer a una población equivalente de 65.000 hogares al año y evitará la emisión a la atmósfera de 41.000 toneladas de CO2 al año.