Internet da alas a las nuevas formas de entretenimiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde hace un par de décadas se ha abierto un nuevo abanico de posibilidades asociadas a internet que han cambiado diametralmente la oferta de ocio y entretenimiento existente hasta ese momento. La red de redes aglutina un panorama infinito de opciones que tiene como característica principal necesitar un soporte de un dispositivo interactivo conectado a esta nueva forma de comunicación.

El viejo continente ha sido uno de los territorios abanderados que iniciaron con esa reconversión hacia lo digital. Es algo que se ha interiorizado en gran parte de la sociedad de entre 16 y 74 años, como así atestigua un reciente estudio de Eurostat.

Cambio de soporte: de lo físico a lo interactivo

Una de las conclusiones más notables que subyacen de este análisis es los cambio de soporte de muchas actividades. Lo físico y tangible parece tener las horas contadas en gran medida. Como manifestaron gran parte de los encuestados, el consumo de periódicos en papel lo conciben como algo obsoleto. Ahora, se informan y leen noticias a través de las webs de esos diarios tres de cada cuatro personas preguntadas. Sin duda, se pone a las claras que el periodismo debe reciclarse y adaptarse al nuevo tiempo.

Al igual que estar informados, el entretenimiento ha sufrido una transformación severa hacia lo interactivo. En estos momentos, plataformas de streaming como Netflix están marcando la pauta a nivel mundial con sus lanzamientos de series de televisión y películas que trascienden mucho más allá de ser un producto audiovisual. Para millones de personas son obras de culto que idolatran y que han conocido gracias a esta nueva realidad tecnológica.

Aunque si hablamos de ocio e interactividad, los videojuegos son el producto que lidera todo el ocio mundial de manera incontestable. Otras formas como las máquinas tragaperras también han sabido aprovechar ese tiro gaming, adaptando los productos tradicionales a este nuevo tiempo y llegar al éxito como están consiguiendo.

Todos estos datos europeos, se han trasladado con creces a España. Según apunta el INE, la práctica totalidad de la población española entre 16 y 24 años accede a internet diariamente. A medida que se analizan otros target de edad más avanzados, el porcentaje de consumo de red va disminuyendo, aunque alcanza cifras muy altas con respecto a una década atrás.

Es indudable que la red de redes se ha convertido en un acompañante más de la familia en todo el globo terráqueo.