Invictus. Filosofía de Liderazgo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Basado en el libro «El Factor Humano» de John Carlin, Clint Eastwood dirigió en 2009 «Invictus». Una historia basada en hechos reales donde  deporte y política se mezclan como filosofía para construir un grupo o reconstruir ideológicamente un país. Nelson Mandela (Morgan Freeman) con motivo de la Copa del Mundo de Ruby que se disputaría en su país al poco de ganar las elecciones, acudió a la selección de rugby -durante años símbolo del apartheid en Sudáfrica- y a su capitán François Pienaar (Matt Damon) para en torno a ella unir a una nación.

El título del film, es el mismo del poema de la época victoriana de William Ernest Henley que Nelson Mandela leía casi a diario en los 30 años que estuvo encerrado en Robben Island:

En la noche que me envuelve
Negra como un pozo insondable,
Doy gracias al Dios que fuere
Por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
No he gemido, ni llorado.
Ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado, jamás me he postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror.
No obstante, la amenaza de los años
me halla y me hallará sin temor.

Ya no importa cuan recto haya sido el camino,
ni cuantos castigos lleve a la espalda.
Soy el amo de mi destino.
Soy el capitán de mi alma.