Italia a la repesca para ir al Mundial de Catar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Suiza culminó la sorpresa y condenó de nuevo a jugar una repesca para estar en un Mundial a Italia, actual campeona de Europa, que no fue capaz de ganar en Belfast a Irlanda del Norte (0-0) con su rival cumpliendo y con creces ante Bulgaria (4-0), mientras que Inglaterra selló su pasaporte a Catar con una contundente goleada a San Marino.

El Grupo C de la fase de clasificación de Europa enviará como primer clasificado a Suiza, una selección con gran carácter competitivo y que ha sido capaz de aplazar la vuelta de la tetracampeona del mundo a un Mundial unos meses más y obligarla a revivir los ‘fantasmas del pasado’ que le dejaron fuera de Rusia en el ‘playoff’ ante Suecia.

Los dos combinados llegaban empatados a puntos, con la ‘Azzurra’ con dos tantos de ventaja en la diferencia de goles, y estaban obligados a ganar su último partido. Sólo lo consiguieron los de Murat Yakin que, como hicieron en la primera edición de la Liga de Naciones para dejar fuera a Bélgica, golearon en una gran segunda mitad a Bulgaria, mientras que los de Roberto Mancini no pudieron anotar ninguno ante Irlanda del Norte.

Suiza siempre dio sensación de que ganaría su partido, aunque no la culminó hasta la segunda mitad. Tanto en Windsor Park como en el Swissporarena no hubo goles en los primeros 45 minutos, pero en Lucerna los locales se desmelenaron tras el descanso con cuatro goles, obra de Okafor, Vargas, Itten y Freuler que terminaron de meter más presión a la campeona de Europa, poco brillante e incisiva en Belfast pese a lo que se jugaba y que ‘cedió’ el billete directo a los suizos.

Por su parte, en el otro duelo en el que había algo en juego, Inglaterra certificó, como estaba previsto, el billete directo virtual que tenía en su poder y que sólo podía perder si no puntuaba en su visita a la modesta San Marino.

Apenas hubo emoción porque Maguire abrió el marcador a los seis minutos y a partir de ahí fue el paseo previsto culminado por una goleada por 0-10 para los subcampeones de Europa, liderada por Harry Kane autor de cuatro de los seis goles del primer tiempo. Smith-Rowe, Mings, Abraham, Saka y Fabbri en propia puerta fueron los otros goleadores.