Jaguar Land Rover eleva sus pérdidas un 69% en su primer trimestre fiscal

Jaguar Land Rover (JLR) aumentó sus pérdidas después de impuestos un 68,5%, hasta 482 millones de libras (572,4 millones de euros al cambio actual), en el primer trimestre de su año fiscal, entre abril y junio, según los resultados trimestrales presentados este miércoles por su matriz, Tata Motors.

«Aunque los vientos en contra de la oferta mundial de semiconductores y los cierres de Covid en China han afectado a los resultados de nuestro negocio este trimestre, me complace confirmar que tenemos una organización completamente reforzada para responder a la crisis de los semiconductores», ha explicado el consejero delegado de la compañía, Thierry Bolloré.

Los ingresos de la compañía en el trimestre se situaron en 4.406 millones de libras (5.231 millones de euros), un 11,3% menos en la comparativa interanual, mientras que las matriculaciones mundiales cayeron un 37%, con 78.825 unidades.

Entre abril y junio de 2022, la compañía automovilística británica se anotó unas pérdidas antes de impuestos por importe de 369 millones de libras (440 millones de euros), lo que supone más que triplicar (+235%) los ‘números rojos’ del año previo.

La firma espera que los resultados financieros mejoren significativamente a lo largo del año con la evolución del suministro gracias a un mayor compromiso de los proveedores, así como el aumento de la producción del nuevo Range Rover y del Range Rover Sport.

«Seguimos teniendo como objetivo alcanzar un margen operativo del 5% y un flujo de caja libre positivo de 1.000 millones de libras (1.187 millones de euros) durante todo el ejercicio fiscal 2023», ha apuntado el fabricante.

TATA AUMENTA SUS PÉRDIDAS

De la misma forma, Tata Motors incrementó sus pérdidas netas un 12,5%, hasta 50.066 millones de rupias (618,1 millones de euros).

En cuanto a su cifra de negocio, el fabricante indio registró una cifra de negocio de 719.350 millones de rupias (8.892 millones de euros), un 8,32% más que un año antes, mientras que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 53.070 millones de rupias (655 millones de euros), un 3,17% menos.

«En el futuro, esperamos que la oferta, incluida la de componentes electrónicos, mejore progresivamente. Seguimos supervisando la evolución de la demanda y la situación de la oferta y nos mantendremos ágiles para tomar las medidas necesarias con rapidez», ha señalado el director general de Tata Turismos y Movilidad Eléctrica.