Kyndryl se asegura la renovación de un contrato de más de 60 millones con la Seguridad Social

Kyndryl se ha asegurado la renovación de un contrato de más de 60 millones de euros para prestar servicios de operación, gestión y soporte técnico de los sistemas de información de la Gerencia de Informática de la Seguridad Social al ser el único postulante.

La firma centrada en infraestructuras digitales, surgida este año a raíz de un ‘spin-off’ de IBM, se asegura así junto a sus socios un contrato que generará ingresos de 62,2 millones de euros, IVA incluido, durante los próximos tres años, una cifra que podría incrementarse si se ejecuta la prórroga del contrato, que puede ascender a dos años adicionales, según los pliegos consultados por Europa Press.

La empresa estadounidense se ha presentado junto a varios socios a ofertas por los tres lotes de la licitación: la gestión de la producción, dotado con 15,1 millones de euros; la gestión de sistemas, con 25,8 millones de euros, y la gestión de comunicaciones, para la que se presupuestan algo más de 21 millones de euros.

Para el primero y el tercero de los lotes, Kyndryl acude en una Unión Temporal de Empresas con la tecnológica española Gesein.

Sin embargo, para el lote de gestión de sistemas, el de mayor dotación, el ‘spin off’ de infraestructuras digitales de IBM se ha apoyado, además de la firma española, en SIA, firma de ciberseguridad propiedad de Indra, y la tecnológica Babel, que recientemente se ha adjudicado la ciberseguridad del Congreso de los Diputados.

La elección de socios refleja la continuidad del servicio, ya que son los mismos que prestan el servicio en la actualidad tras la adjudicación de 2018.

De acuerdo a los cálculos de la Seguridad Social, la ejecución de los contratos dejará un margen de beneficio industrial de un 7%, equivalente a algo más de cuatro millones de euros netos.

Entre las tareas a desempeñar, se encuentran aplicar las iniciativas de transformación digital proyectadas por la Seguridad Social en su infraestructura digital y el mantenimiento y operación del centro de procesamiento de datos de la institución y el centro de impresión y ensobrado en el barrio madrileño de Orcasitas o el centro de respaldo en Torrejón de Ardoz.