La ansiedad provocada por el COVID-19 y su relación con la adicción a las compras

La saturación de ofertas existentes por las empresas, el mayor consumo de internet y la ansiedad, provocada por la pandemia, entre las causas del trastorno de compras compulsivas.

El mayor tiempo en casa, en los últimos meses, ha disparado el comercio online, aumentando las compras por esta vía en más de un 70 %.

Consumidores, empresas y marcas deben aplicar este año el grado máximo de responsabilidad social.

En fechas claves para el consumo, como el Black Friday, las navidades o las rebajas, llegan las compras infinitas, que en algunos casos pueden convertirse en compulsivas. “Las compras poseen una elevada carga emocional, si a ello le unimos la elevada saturación de ofertas y descuentos existentes por las empresas, el mayor consumo de internet y la ansiedad, soledad y sentimientos depresivos provocados por la pandemia, tenemos el cóctel perfecto para acercarnos a tener adicción a las compras compulsivas”, explica Antonio Ruiz, experto en Neurociencia Aplicada e Integración Biotecnológica.

Pero, ¿qué le pasa al cerebro que implica que se tenga esa necesidad imperiosa de comprar? 

“Cuando visualizamos un producto interesante, por cualquier motivo para cualquiera de nosotros, se activa el núcleo accumbens. Esta zona está relacionada, por ejemplo, con los circuitos de recompensa en el consumo de algunas drogas, como la cocaína, es el núcleo del placer que se activa y mitiga la ansiedad real o percibida, sobre todo en ciertos tipos de personas. Después, entra en juego la sensación de daño o de pérdida cuando se paga, partida en la que juegan otras áreas: la ínsula y la córtex prefrontal”, indica Ruiz.

COVID-19 y compras compulsivas, ¿qué relación tienen?

Según este experto, la situación, este año, se está viendo agravada por la pandemia. Y es que, el mayor tiempo en casa, como consecuencia del estado de alarma y las posteriores restricciones de movilidad, ha disparado el comercio online, aumentando las compras por esta vía en más de un 70 %.

Entendiendo esto, se presenta un gran problema, tal y como argumenta Antonio Ruiz: “Nos encontramos con un consumidor cargado de incertidumbre y preocupación, donde la ansiedad se mezcla con altas dosis de aburrimiento. A la permanencia en casa más tiempo de lo habitual, se unen una tarjeta de crédito (que reduce el sentimiento de pérdida, ya que no vemos físicamente el dinero que perdemos) y varias pantallas: televisión, móvil, tableta y hasta portátil, inundándonos con mensajes publicitarios que nos incitan a comprar”.

Se acerca un momento crítico para aquellas personas con mayor dificultad para realizar un consumo responsable. “Consumidores, empresas y marcas deben aplicar, ahora, el grado máximo de responsabilidad social, ya que el problema de salud real por el COVID-19 no se puede ver agravado por otros como el trastorno por compras compulsivas”, concluye el especialista en neurociencia.

Acerca de Antonio Ruiz

Antonio Ruiz es experto en neurociencia aplicada, asesor en marketing experiencial y conferenciante. En la actualidad, forma parte del equipo de ARK Architects, donde ejerce como Director de Experiencia de Cliente y Neurociencia Aplicada.

Él se define a sí mismo como un “científico empresarial”, puesto que, en su día a día, utiliza los conocimientos de la ciencia con el objetivo de aumentar las ventas, tener mayor eficacia, ser más proactivo e incrementar el bienestar general.

Curioso y estudioso, es, a la vez, un apasionado del proceso de toma de decisiones del ser humano y de cómo el estudio del comportamiento humano incide directamente en todas las esferas de la vida.

Entre sus mayores inquietudes se encuentra la integración entre la tecnología, la mente y cómo esta simbiosis nos lleva a otra evolución en el ser humano: humanos con capacidades aumentadas que buscan el bienestar en todas las esferas de sus vidas. 

Ha conseguido posicionarse como uno de los principales expertos del país en cuanto al conocimiento de los factores que influyen en la toma de decisiones. 

Asimismo, ha colaborado con diferentes medios de comunicación (radio, televisión y prensa) divulgando su extenso conocimiento como experto en neurociencia.