La calidad de agua que se consume en España

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Un alto porcentaje de las ciudades españolas obtiene agua apta para el consumo humano. No obstante, esto no siempre ha sido así, hace unos años había poca inversión en la infraestructura de los sistemas de agua pública.

El agua de suministro público es tratada generalmente con cloro, esto puede hacer que la misma obtenga un olor y sabor desagradable. Esto ha llevado a que muchas personas prefieran consumir agua embotellada, pero ello puede suponer un gasto importante. Por tal motivo, empresas como Atrium Salud venden equipos especializados para mejorar la calidad de agua.

¿Cuáles son los beneficios del agua para la salud?

El cuerpo humano está compuesto en un 70% por agua, pero esta cantidad no permanece constante en el tiempo y varía en función de razones como el sexo y la edad. Las personas necesitan beber una media de 2 a 3 litros de agua al día para que el organismo pueda llevar a cabo funciones como la digestión, la orina y las heces. También es fundamental para mantener la temperatura del cuerpo y para que cada una de las células del organismo trabaje de forma adecuada.

El consumo de agua tiene muchos beneficios para la salud, pues ayuda a aliviar la fatiga, evita el estreñimiento, mantiene la belleza de la piel, mejora el sistema inmunológico, ayuda a perder peso, disminuye el mal aliento, etc. Por todos estos motivos, es imprescindible vigilar la calidad de agua que se consume.

¿Cómo mejorar la calidad de agua que se consume en España?

En algunas zonas, el agua que llega al grifo tiene un olor o sabor desagradable, proveniente del cloro que se utiliza para desinfectarla. Para que su consumo sea realmente beneficioso, debe estar libre de microorganismos y componentes químicos dañinos. El cloro, el sodio, el magnesio flúor o el plomo pueden estar presentes en el agua que sale del grifo.

Debido a esto, Atrium Salud ofrece equipos especializados para mejorar la calidad del agua. Estos sistemas utilizan tecnología de ósmosis inversa, con la cual se garantiza un consumo de agua sano y seguro. Dichos equipos proporcionan un agua baja en minerales, eliminando residuos que puedan tener graves consecuencias para la salud, pero conservando los necesarios para el organismo. El resultado es un agua con un alto nivel de pureza, sin olor ni sabor desagradables.

Tomar agua es vital, pero la misma debe ser de calidad, con la cantidad equilibrada de minerales que requiere el cuerpo humano. Los sistemas que ofrece Atrium Salud filtran el agua y la preparan para convertirla en un líquido 100% saludable. Con los mismos, se evita la compra de botellas de agua, ahorrando en dinero, tiempo y espacio. Por otro lado, las fuentes de Atrium Salud son respetuosas con el medioambiente y reducen la contaminación que producen las botellas de plástico.