La crisis de los microchips en el sector automovilístico y la dificultad de encontrar stock

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La pandemia que afectó al mundo entero el pasado 2020 aún está dejando ver sus efectos no solo en el sector de la salud, sino también en diversas áreas industriales. Un ejemplo claro es la crisis de los microchips, y la escasez de este poderoso componente puede incluso poner en peligro a diversos sectores, entre ellos el automovilístico.

Cada vez es más difícil encontrar un stock de microchips en España, lo cual ha complicado la fabricación de vehículos, dispositivos móviles, ordenadores y una gran cantidad de accesorios que utilizan esta tecnología.

Sectores afectados por la crisis de los microchips

Aunque se trata de un pequeño utensilio, el protagonismo de los microchips en diversos sectores industriales es innegable. Estas piezas son las encargadas del almacenamiento de datos, utilizando un circuito integrado encapsulado que permite el funcionamiento digitalizado de cualquier aparato.

Ahora bien, la ausencia de semiconductores que hacen funcionar los chips es el epicentro del problema por el cual los sectores como el automovilístico han disminuido su operatividad. Como causa de esta situación, analistas han determinado que la producción de vehículos a nivel mundial podría reducirse y tener perdidas considerables, algo que ya se deja notar en la importante disminución de stock de vehículos y en innumerables retrasos en los vehículos pendientes de fabricación.   

Lo anterior supone un retraso en la fabricación de numerosos productos basados en la tecnología digitalizada, incluso el riesgo de paralización en numerosos sectores, que requieren necesariamente estos elementos para operar adecuadamente. 

En conjunto, esta situación requiere de soluciones inmediatas para garantizar la continuidad en la fabricación de productos con tecnología digitalizada para los que los microchips son indispensables.

Ante esta situación M10Selection, ha conseguido mantener un stock importante, tanto de turismos como furgonetas para poder ofrecer disponibilidad inmediata de vehículos en su tienda de Girona.

Solución para los fabricantes ante la crisis de microchips

De manera directa, la crisis de los microchips ha afectado notablemente a diferentes sectores de la tecnología, muy especialmente el de telefonía y el automovilístico. La gran demanda de productos electrónicos es uno de los principales desencadenantes de esta crisis.

Con años de trayectoria y un amplio reconocimiento en el sector automovilístico, M10Selection se posiciona como uno de los principales concesionarios para coches de segunda mano y de ocasión, con numerosas opciones a precios altamente competitivos.