La facturación de los talleres crecerá un 14,7%, hasta alcanzar los 12.726 millones en 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los talleres en España cerrarán este año con una facturación de 12.726 millones de euros, un incremento del 14,7% respecto a 2020, según el informe ‘Cartografiando la posventa’ de Solera.

Según el documento, que ha sido presentado con motivo del Congreso de Faconauto, que se celebra en Madrid, los talleres aún deben alcanzar la cota de los 14.000 millones para volver al escenario justo anterior al Covid-19.

Así, en 2021 recuperarán 1.629 millones de euros y faltarán otros 1.400 millones hasta llegar a niveles precovid, lo que tendrá lugar a finales de 2022. De este modo, la posventa se alinea con la economía española, dado que tanto el crecimiento del PIB como la evolución del desempleo muestran que a fin de 2021 ambos estarán a medio camino de la recuperación.

Esta mejora del escenario económico y sanitario generará más volumen de trabajo a los talleres, de modo que las reparaciones, tras caer el año pasado un 18%, crecerán en 2021 un 11,4%. Esta cifra, no obstante, es un 8,7% inferior a la de 2019, constatando así que el sector de momento sólo ha podido conseguir la mitad de lo perdido.

Y cuando llegue la recuperación, será distinta para los talleres a la salida de la crisis anterior, debido especialmente al envejecimiento del parque, más acusado. Si en 2015 los coches de más 10 años representaban el 53% del total en circulación, ahora son el 62%. Sin embargo, a pesar de ser una gran mayoría y disparar por encima de los 13 años la antigüedad, cuanto más antiguos son los modelos menos pasan por el taller, pues apenas representan el 25% de las reparaciones.

Otra de las claves de la recuperación será la movilidad, en tanto los españoles hicieron en torno a un 20% menos de kilómetros el año pasado. Y por cada kilómetro que dejaron de recorrer, se estima una pérdida de facturación de 114 euros por vehículo y año.

En este sentido, el fin de las restricciones de movilidad permitirá que los vehículos puedan recuperar su ritmo habitual de circulación, dado que la posventa depende esencialmente del movimiento. Por eso, en 2020, el canal menos afectado en volumen de reparaciones fue el renting, con un descenso del 6,8%, cuando concesionarios y talleres independientes cayeron tres veces más.

Esto es debido a que en el renting estas operaciones entran dentro de la cuota y son vehículos sometidos a un escrutinio mecánico muy exhaustivo. Y, por eso, este canal estará más cerca que ningún otro de alcanzar la plena recuperación en 2021, solo un 1,5% por debajo de donde estaba en 2019.

Según el responsable de Mercado Posventa de Solera, José Luis Gata, “el año 2020 experimentó la peor caída del PIB en España desde la Guerra Civil, si bien se espera una recuperación más rápida, que debería llegar en 2022”.

En cuanto a la economía doméstica, en la crisis anterior, una disminución de renta del 13% produjo un 50% menos de matriculaciones. “Y la posventa vive del vehículo nuevo”, ha señalado Gata antes de añadir que “es el que más se mueve, más se repara, más y mejores coberturas tiene, etc. Una cosa será volver a niveles precovid y otra volver a encontrar la buena senda de crecimiento”.

Es en este sentido donde se prevé que más difícil lo tendrá la clase media del taller, pues” el grande tiene músculo y el pequeño puede vivir de momento de coches más viejos”, ha apuntado Gata.